Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plantilla de la base de Morón insta a "no permitir" el aumento de uso si no hay creación de empleo

Los trabajadores de la empresa gestora del mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), 'Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR), han instado al Gobierno de Mariano Rajoy a que "no permita" un incremento de uso de la base si no existe creación de empleo, después de que Estados Unidos haya solicitado a España ampliar sus efectivos en un 50 por ciento.
En este sentido, el portavoz del comité de empresa, Javier Domínguez, ha indicado a Europa Press que en cuatro años se ha pasado de una plantilla de 600 trabajadores en 2010 a 370 en la actualidad y prevé finalizar 2014 con 250 personas, por lo que lamenta esa petición de aumento de uso, adelantada por El País, "sin que repercuta en el número de empleos".
"No sólo no aumenta o, al menos, se mantiene la plantilla, sino que se hace un expediente de regulación de empleo de 66 personas, que sigue a un despido colectivo de 119 trabajadores a finales de 2010, y se apunta ahora a otro nuevo", advierte, recalcando que se están sustituyendo trabajadores españoles por civiles y militares americanos.
Así, detalla que estos nuevos efectivos "cogerán edificios que actualmente usa la empresa VBR y vienen con intención de ser autosuficientes", cediéndoles por ejemplo el comedor, entre otros.
Además, ha instado a que se modifique el convenio bilateral, que no favorece a los trabajadores españoles. Afirma que "esto tiene una solución política", tras recordar la presentación por parte del PSOE de Proposiciones No de Ley (PNL) ante el Congreso para "intentar solventar la situación en la que se encuentra la plantilla española", pero que desde el Gobierno de Mariano Rajoy "se rechaza". "Esperamos que la nueva PNL que se debata en febrero tenga otro resultado", indica.