Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La dirección nacional de Podemos toma las riendas en Cantabria, Galicia, Euskadi y Rioja para cerrar las crisis interna

La dirección nacional de Podemos ha movido ficha para cerrar las crisis internas que afectaban a sus órganos autonómicos en Galicia, Cantabria, País Vasco y La Rioja, en estos dos últimos casos desde hace meses. Para ello, ha convocado primarias internas para renovar las direcciones de País Vasco y La Rioja y designará gestoras para abordar posteriormente estos procesos en Galicia y Cantabria, donde se han disuelto los órganos de dirección.
Según ha explicado en rueda de prensa el secretario de Organización, Sergio Pascual, la Ejecutiva del partido morado decidió en su reunión celebrada este lunes tomar las riendas en estas regiones donde, por diversas razones -principalmente por enfrentamientos entre diferentes facciones--, se habían producido desde numerosas dimisiones hasta una petición, en el caso cántabro, de solicitar la llegada de una gestora.
"Cuando se dan situaciones en las cuales es preciso renovar órganos para renovar legitimidades, acometemos esos procesos a la mayor celeridad. Esta respuesta rápida y contundente me parce que refleja que la organización funciona bien", ha asegurado Pascual, negando que estas crisis internas puedan darles una imagen de debilidad, poco recomendable en las negociaciones que Podemos afronta a nivel nacional para la formación del próximo gobierno.
En concreto, Pascual ha anunciado que esta misma semana arrancan en País Vasco y La Rioja los procesos de primarias para renovar las direcciones autonómicas. Estas dos regiones ya estaban en manos de gestoras: en el caso vasco, desde octubre, a raíz de las dimisiones debido a la confección de las listas; y en el caso riojano, desde abril, tras destaparse el fraude en la elección de los órganos internos de esta Comunidad.
En cuanto a Galicia, la dirección nacional ha decidido disolver los órganos autonómicos después de las numerosas dimisiones tanto de miembros del Consejo Ciudadano como del de Coordinación y de la Comisión de Garantías, debido a las "heridas internas" provocadas por las distintas lecturas de los resultados de la coalición En Marea en las generales. Esta decisión no cuenta con el visto bueno del hasta ahora secretario general gallego, Breogán Riobóo.
Por último, en Cantabria ha sido el propio líder autonómico, José Ramón Blanco, quien ha solicitado que se nombre una gestora para abordar el proceso de elección de nuevos órganos de dirección, después de semanas de tensiones internas con el sector crítico, que le había pedido que dejara su cargo.
Por otra parte, la dirección nacional ha decidido de momento no actuar en Cataluña, donde tras el mal resultado de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre se produjo la dimisión de la hasta entonces secretaria general autonómica, Gemma Ubasart. El motivo, según Pascual, es que antes de iniciar este tipo de proceso interno debe "madurar" el debate sobre la propuesta de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de crear un partido político.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)