Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder de Podemos en Cantabria afirma que no va a dimitir pese a la petición del sector crítico

Dice que podría poner su cargo a disposición de los militantes en agosto si el cisma continúa
El secretario general de Podemos Cantabria, José Ramón Blanco, ha asegurado este sábado que no va a dimitir como le ha exigido el sector crítico del Consejo Ciudadano Autonómico, aunque ha avanzado que, si el cisma generado en el partido continúa, en agosto pondrá su cargo a disposición de los militantes del partido.
Esa consulta a las bases del partido no se puede llevar a cabo hasta ese mes de agosto cuando Blanco haya cumplido la mitad de su mandato al frente de la Secretaria General de la formación morada en la región, tal y como dicen los estatutos del partido.
Antes de intervenir en un encuentro con todos los círculos ciudadanos de Podemos en la Comunidad Autónoma, en las instalaciones del CIMA en Torrelavega, Blanco ha indicado a la prensa que no se plantea dimitir a pesar de las "discrepancias" surgidas con una parte del Consejo Ciudadano Autonómico, que le ha retirado la confianza y ha pedido su dimisión.
A ese sector crítico, del que forman parte los diputados regional Alberto Bolado y Verónica Ordóñez, Blanco le ha hecho un "llamamiento a la responsabilidad" en este momento histórico que vive España y le ha recordado que tanto él como el resto de consejeros autonómicos de la formación se deben a las personas inscritas en Podemos.
"Todos los consejeros nos debemos a los inscritos a Podemos y no a la visión que tengan unos consejeros de si lo he hecho bien o mal, que quien lo tiene que decidir son los inscritos que son los que verdaderamente nos ponen y nos pueden quitar", ha manifestado.
Cuestionado por esa consulta que se podría hacer a los militantes, ha explicado que es un proceso que no se podría iniciar en agosto, cuando él cumplirá la mitad de su mandato al frente de la formación en la región.
Pero ha asegurado que, si la situación actual de división en el Consejo Ciudadano Autonómico continúa para entonces, pondrá su cargo a disposición "sin ningún miedo y sin ningún temor".
Sobre la división interna, el secretario general ha considerado que se debe a "distintas formas de ver cómo se tiene que gestionar el partido".
"Hay dos bloques dentro del Consejo Ciudadano que tienen una visión diferente de cómo se tiene que organizar dicho consejo y el partido en sí y eso ha llegado a estas discrepancias", ha apuntado, al tiempo que ha confiando en que "pueden tener solución".
Y en cuanto a la situación del grupo parlamentario, en el trabaja junto a Bolado y Ordóñez, ha considerado que el trabajo del día a día "se puede hacer perfectamente" aunque ha reconocido que a los tres les "va a costar un poco" porque "estas tensiones han creado un pequeño alejamiento".
En este punto, y preguntado por la portavocía del grupo, ha puntualizado que, desde que arrancó la legislatura, él no ha estado al frente sino que "la portavoz ha sido Verónica Ordóñez desde el primer día".
Junto al secretario general de Podemos Cantabria, ha estado la diputada nacional Rosana Alonso que, preguntada por la situación en el partido a nivel regional, ha manifestado que ahora es "momento de trabajar sobre todo para la gente, mirando hacia afuera y evitando enfrascarnos en disputas internas".