Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos Castilla y León apoya a Iglesias para llevar el timón y pide ir "todos a una"

El secretario general de Podemos en Castilla y León y portavoz del Grupo Parlamentario, Pablo Fernández, ha sido tajante este miércoles al descartar una crisis en la formación morada a nivel nacional tras la destitución del número tres, Sergio Pascual, por una "gestión deficiente".
En declaraciones recogidas por Europa Press, el líder regional de Podemos, que forma parte de la Ejecutiva nacional, ha insistido en su afirmación de que "en absoluto" se puede hablar de crisis en su formación y ha aprovechado la ocasión para trasladar su "firme apoyo" al secretario general, Pablo Iglesias, desde el convencimiento de que es "la mejor persona" que puede llevar el timón tanto de Podemos como, "incluso, del país".
Preguntado por los rumores de división interna entre Iglesias y Errejón, Pablo Fernández ha asegurado que se trata de "ruido" y de una "cortina de humo" para que haya distorsión y para intentar que la gente no se centre en lo importante, que, según ha recordado, es tratar de conformar un gobierno de cambio en España para lo que "los españoles no pueden esperar más".
Por este motivo, el líder regional de Podemos ha hecho un llamamiento a ir "todos a una" en ese objetivo fundamental del partido.
Según ha recordado, la formación morada tiene dos años de vida en los que "todo ha ido muy deprisa", con sus complejidades y dificultades también, y ha explicado que la destitución de Pascual se ha debido a una decisión de un "núcleo de personas" que es al que corresponde pronunciarse sobre asuntos de confianza. "Consideraban que era lo más oportuno", ha defendido.
Por otro lado y preguntado por la situación de Podemos en Castilla y León ha sido tajante también al responder que está "por fortuna todo tranquilo".