Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos buscará ahora el apoyo de Ciudadanos para el gobierno de coalición que quiere formar con el PSOE

Podemos avanza en el documento que ha elaborado para negociar un gobierno de coalición con el PSOE, Izquierda Unida y Compromís que tiene previsto solicitar a Ciudadanos el apoyo para la investidura, además de a las formaciones catalanas y vascas ERC, Democracia y Libertad y PNV.
Según explican, su intención es presentarle primero esta propuesta concreta de gobierno a las formaciones políticas con las que aspiran a formarlo, es decir, PSOE, IU y Compromís, y en segundo lugar, a las formaciones a las que solicitarán "apoyo para la investidura", entre las que incluye al partido de Albert Rivera.
Podemos también explica que en tercer lugar se lo remitirán al PP, un partido del que no esperan "ninguna colaboración parlamentaria" pero al que quieren "dar cuenta" de su "proyecto de gobierno", por "responsabilidad y cortesía".
La formación de Pablo Iglesias ha pedido en reiteradas ocasiones al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que deje de negociar con Ciudadanos un pacto de investidura como condición para sentarse a negociar con ellos. No obstante, el líder de Podemos sí señaló que aceptarían la abstención del partido naranja.
Ahora, el partido morado reconoce que incluso tratará de buscar su apoyo en la investidura, eso sí, lo hará una vez haya negociado el gobierno de coalición con los socios con los que aspira a conformarlo y no antes. Además, Iglesias ha comentado que espera poder reunirse con Sánchez antes del jueves, sin pedir a la vez que antes el líder socialista renuncie públicamente a llegar a un acuerdo con Ciudadanos.
IGLESIAS NIEGA HABER VETADO A CIUDADANOS
No obstante, Iglesias ha asegurado que no se ha producido la retirada de ningún veto a Ciudadanos. "Jamás la palabra veto ha estado en nuestro vocabulario. Jamás", ha asegurado, para añadir que lo que defendían era que sólo hay dos opciones de gobierno en España --el de "gran coalición" y el de cambio"--, y que el PSOE debía decantarse por una de las dos.
Así, el líder de Podemos ha explicado que quiere presentarle su documento a Albert Rivera "pero no para pedirle que forme parte del gobierno" porque por las medidas que defiende, "no tendrían espacio en él". "Sí aceptaría su abstención si Ciudadanos", ha señalado, para añadir, no obstante, que por lo que ha defendido el partido naranja sospecha que se opondrían.
"Jamás hablamos de vetos, estamos dispuestos a hablar con todo el mundo, pero no puedes negociar con todo el mundo. Puedes negociar con quien tengas similitudes. Un gobierno de progreso sólo es posible con el PSOE, Compromís, las confluencias y con Izquierda Unida. Y nosotros desde el principio empezamos a trabajar en esa dirección", ha enfatizado.