Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos y Compromís prometen recuperar en el Congreso la fallida comisión sobre corrupción

Podemos y Compromís se han comprometido a recuperar la próxima legislatura en el Congreso de los Diputados la comisión permanente para evaluar la lucha contra la corrupción, un órgano parlamentario que se acordó crear en marzo en la Cámara Baja, pero que nunca llegó a ponerse en marcha.
Así se lo han garantizado a la Plataforma X la Honestidad, con la que ambas formaciones se han reunido y a las que han prometido, además, impulsar una ley integral para proteger a los denunciantes de corrupción.
Podemos y sus confluencias, por un lado, y el PSOE, IU-Unidad Popular y Compromís, por otro, registraron sendas solicitudes para crear una comisión permanente para evaluar la lucha contra la corrupción, dos iniciativas que se fusionaron en un único texto que el Pleno del Congreso sacó adelante con el apoyo de todos los grupos salvo el PNV, que optó por la abstención.
PARA UNA LUCHA "EFECTIVA" CONTRA LA CORRUPCIÓN
Esa comisión nunca se llegó a materializar por la inminente disolución de las Cortes, pero tanto la formación de Pablo Iglesias como Compromís, que vuelven a concurrir en coalición en la Comunidad Valenciana, ya han anunciado su intención de ratificar su creación en la próxima legislatura.
Tanto uno como otro partido también han garantizado que impulsarán una ley integral para proteger al denunciante de corrupción, una demanda de la Plataforma X por la Honestidad que persigue poner fin a las represalias que, según subraya, suelen sufrir quienes ponen esos casos en conocimiento de la justicia, y garantizar así una lucha "efectiva" contra esta lacra.
Podemos y Compromís trabajarán en una ley con cuatro pilares básicos, como la protección del puesto de trabajo del denunciante, los servicios jurídicos asegurados, la prestación de asistencia psicológica y médica, y la preservación del anonimato del denunciante para asegurar la confidencialidad de sus comunicaciones.
TAMBIÉN UN OBSERVATORIO
Desde Compromís, el diputado Enric Bataller ha asegurado que también tratarán de que la ley contengan normas específicas que castiguen cualquier trato discriminatorio o de humillación, en especial en el ámbito laboral, contra aquellas personas que deciden denunciar prácticas corruptas, una propuesta que la coalición valenciana ya contemplaba en el programa con el que concurrió a las elecciones del pasado 20 de diciembre. "No podemos permitir que se presione a aquellos que deciden dar un paso adelante y denunciar", ha señalado Bataller.
De forma paralela, en Podemos los exdiputados y jueces en excedencia Juan Pedro Yllanes y Victoria Rosell se han comprometido además a colaborar con la Plataforma X la Honestidad en la creación de un observatorio contra la corrupción, un ente que será independiente del poder político.