Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos y En Comú Podem quieren negociar conjuntamente con el PSOE aunque aceptarían reunirse por separado

Domènech critica que la postura de partida de Sánchez sobre "plurinacionalidad" es "mejorable" y vuelve a defender el referéndum
Podemos y sus socios catalanes de En Comú Podem quieren negociar conjuntamente con el PSOE a través del equipo que el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, presentó el pasado 22 de enero cuando puso sobre la mesa su oferta de formar un gobierno tripartito "del cambio" con socialistas e IU. No obstante, los catalanes están dispuestos a reunirse por separado con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, si les convoca en la ronda de contactos que inicia este miércoles.
Así lo ha explicado el líder de En Comú Podem, Xavi Domènech, que además de ser el portavoz de esta agrupación parlamentaria es uno de los miembros del citado equipo negociador presentado el 22 por Iglesias, del que también forman parte, además de líder de Podemos, sus número dos, Íñigo Errejón; las dirigentes Carolina Bescansa e Irene Montero; el exjefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez; y la jueza y diputada por las Palmas, Victoria Rosell.
"Nuestra voluntad es establecer un equipo conjunto", ha asegurado Domènech, para añadir, no obstante, que teniendo en cuenta que En Comú Podem es un "sujeto propio", si el PSOE --que aún no les ha llamado-- les propone una reunión, aceptarán sentarse a la mesa para trasladarles los ejes que Iglesias fijó como fundamentales a la hora de negociar.
EN COMÚ PODEM, LA LLAVE PARA SUMAR APOYO DE ERC Y DL
De hecho, el diputado por Barcelona ha recordado que su candidatura tiene su "propia agenda de reuniones", como demuestra el encuentro que él mismo mantuvo la pasada semana con ERC y los que tiene previsto celebrar con Democracia y Libertad y el PSC.
A este respecto, se ha mostrado convencido de que el trabajo que "desde hace tiempo" viene desarrollando En Comú Podem a favor del entendimiento en Cataluña permitirá sumar el apoyo de estas fuerzas, ya que sus votantes se sentirán representados por las propuestas que defienden, como la creación de un Ministerio de Plurinacionalidad, que encabezaría el propio Domènech.
NEGOCIAR YA SU OFERTA DE GOBIERNO
Aun así, el portavoz de En Comú Podem ha reconocido que no le parece muy adecuado el nuevo "protocolo" ideado por Sánchez consistente en reunirse con todas las fuerzas representadas en el Congreso, de menor a mayor, en lugar de conformar una mesa de negociación con Podemos e IU, y ha asemejado esta decisión a que está intentando ejercer "de jefe de Estado".
En este sentido, Domènech ha criticado que el PSOE siga en el "limbo" en el que ha entrado, a su juicio, por su empeño de conseguir un acuerdo que incluya tanto a Ciudadanos como a Podemos y sus confluencias, algo que desde ambas organizaciones ya se ha tachado de "imposible".
A pesar de todo, se ha alegrado de que por fin "empiece la hora de la política" tras la decisión ayer de Sánchez de asumir la tarea de intentar formar gobierno. "Se abre el espacio de negociación y eso es lo que pedíamos por activa y por pasiva", ha celebrado, para criticar, no obstante, que los puntos expuestos por el líder del PSOE durante su comparecencia del martes son "cosas básicas" que necesitan "mucho desarrollo".
Por ejemplo, en lo que se refiere a la "plurinacionalidad" que Podemos exige reconocer en la Constitución, Domènech ha lamentado que la postura del PSOE sigue siendo "mejorable", y se ha mostrado preocupado por que Sánchez hablara de un "problema de convivencia" en Cataluña ya que, a su juicio, el problema es otro, no la "convivencia".
Por todo ello, el líder de En Comú Podem ha defendido la necesidad de sentarse a negociar también sobre esta cuestión, que según su grupo parlamentario se soluciona a través del reconocimiento del derecho a decidir y la celebración de un referéndum.