Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El número dos de Podemos en Madrid, Miguel Vila, elude pronunciarse sobre las dimisiones y niega crisis en el partido

El diputado de Podemos por Burgos y secretario político del partido en la Comunidad de Madrid, Miguel Vila, ha eludido este lunes hacer declaraciones sobre las diez dimisiones que se produjeron la semana pasada en la dirección autonómica de su formación, y de la que él forma parte como número dos del secretario general madrileño, Luis Alegre.
Tras presentar en el registro del Congreso una proposición no de ley para instar al Gobierno a acabar con los denominados "falsos becarios", Vila ha comparecido junto a varios compañeros de partido ante los medios para explicar la iniciativa; comparecencia en la que ha sido preguntado hasta tres veces por las dimisiones en Podemos Madrid.
"Insisto en que el tema hoy es acabar con los fraudes en las contrataciones por becas", ha afirmado la segunda ocasión en que los periodistas han preguntado sobre las "diferencias" que llevaron a diez dirigentes madrileños a dejar su cargo, con duras críticas hacia el secretario general autonómico, al que acusan de dejación de sus funciones como líder regional del partido.
"De verdad que hoy es día para hablar del fraude en la contratación de las becas, no estamos para otra cosa", ha reiterado Vila en la que ha sido su primera comparecencia ante los medios desde que comenzaran las dimisiones el pasado lunes, con el abandono del secretario de Organización madrileño, Emilio Delgado.
LA DIRECCIÓN AUTONÓMICA SE REUNIRÁ ESTA SEMANA
Posteriormente, en una conversación informal con periodistas, Vila ha negado que el partido atraviese una crisis interna, aunque ha reconocido que no esperaban las dimisiones, ya que la dirección autonómica ya había acordado abordar próximamente un debate político y organizativo en el seno del Consejo Ciudadano madrileño. No obstante, ha mostrado respeto por la decisión de sus compañeros de dar un paso atrás.
Asimismo, ha explicado que ese debate sigue en pie y que tendrá lugar esta semana, aunque todavía no se ha cerrado una fecha para celebrar ese nuevo Consejo Ciudadano Autonómico. En esta línea, ha asegurado que la dirección madrileña, conformada actualmente por 23 personas, sigue trabajando con normalidad y no tiene previsto abrir ningún tipo de proceso interno ni nombrar una gestora, ya que todavía tiene "quorum suficiente para seguir funcionando" --el límite está en 18 miembros--.
Además, al igual que ya hicieron los principales dirigentes nacionales de Podemos la pasada semana, Vila ha negado cualquier tipo de traslación de la situación en Madrid a la dirección estatal, y ha denunciado "filtraciones interesadas y falsas".