Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos pedirá al PSOE una banca pública, por ejemplo a partir de Bankia, y reestructurar la deuda de los hogares

El responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, ha afirmado que en las propuestas económicas del PSOE echa en falta medidas para "avanzar en la reestructuración" de la deuda de los hogares y en la creación de una banca pública, por ejemplo decidiendo que "Bankia no se privatice".
En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, Álvarez ha alertado de la situación de "millones de hogares", algunos en situación muy complicada, con un "fuerte endeudamiento", lo que además lastra la demanda interna.
Por eso, propone medidas de reestructuración en línea de lo que se ha hecho en Islandia, con "una modificación en el valor facial de la hipoteca que se acerque a los valores de mercado".
En cambio ve "una base importante para la coincidencia" entre PSOE y Podemos en la necesidad de renegociar con Bruselas el ritmo de reducción del déficit, y también "una base común" en la "necesidad de reformar la fiscalidad" para "garantizar la suficiencia de las instituciones publicas y garantizar la progresividad".
También ve una "base común" en la necesidad de derogar la reforma laboral, aunque cree que el PSOE "se queda corto" --Podemos quiere derogar también la reforma socialista--, y "avanzar en la transición energética".
Álvarez ha defendido el incremento del gasto público que propone Podemos --24.000 euros al año, "desmesurado" a juicio del PSOE-- afirmando que sólo proponen "una tendencia de convergencia con Europa en materia de gastos de ingresos", de manera que los gastos e ingresos se sitúen en un ratio respecto al PIB similar al de países vecinos.
Según sus previsiones, renegociar el calendario de reducción de déficit con Bruselas podría "financiar en torno a un tercio de ese incremento" de gastos.
Además, pese a las advertencias de Bruselas, está convencido de que cada vez son más voces las que reclaman poner fin a la "orientación tan ortodoxa de la política económica" que, a su juicio, lastra la recuperación y "doblega la soberanía económica" de los países.
En su opinión, lo que propone Podemos es lo que necesita España y es viable y posible en la UE. "Se nos traslada la idea de que esto no es posible porque existe algún tipo de corsé económico, de maleficio económico que lo impide, y la realidad es que desde el punto de vista de la viabilidad política y financiera es posible, que la solución es política", ha argumentado.