Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos critica que el PSOE no pueda acudir "sin sus escuderos" de C's a negociar un gobierno de progreso

Aunque tratarán de convencerles para la reunión a cuatro
El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, ha criticado este lunes que el PSOE tenga "miedo" de acudir en solitario, sin sus "escuderos" de Ciudadanos, a la reunión de la mesa a cuatro que ha convocado la formación morada para este miércoles para reabrir las negociaciones para formar un gobierno de "progreso" y de coalición con socialistas, Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromís.
"No les estamos pidiendo que rompan el acuerdo con Ciudadanos sino sentarnos a hablar. Si luego piensan que no funciona son libres de mantener su propuesta, que ha recibido 219 'noes' en el Congreso. Pero me parece increíble que no seamos capaces de convencer al PSOE para que venga sólo", ha asegurado en una rueda de prensa en la sede del partido de la calle Princesa.
Podemos ha propuesto este lunes retomar ese espacio a cuatro con una reunión el miércoles, en un intento de volver a llevarl a iniciativa y tratar de que el PSOE se elija entre ellos o Ciudadanos, después de que los socialistas acordaran el sábado mantener su acuerdo con el partido de Albert Rivera y participar en las reuniones con otras fuerzas "conjuntamente". Precisamente por esta razón, el PSOE ha respondido a Podemos que esa reunión debe incluir también a Ciudadanos.
El partido morado defiende que la invitación es únicamente para el PSOE, aunque ello no implica que deba romper ya su acuerdo con Ciudadanos. Simplemente, según ha explicado Pascual, animan a los socialistas a explorar otra vía para formar gobierno, tras resultar "fallido" su apuesta por Ciudadanos, un partido al que no han invitado porque no comparten sus propuestas, especialmente las económicas.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)