Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos dice que Sánchez no ha estado a la altura ni ha presentado un proyecto de gobierno

Errejón le recuerda que puede ser presidente "si se atreve" a apostar por el cambio y renunciar a "contentar" al PP
El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, ha lamentado este martes que el candidato a la investidura, el socialista Pedro Sánchez, no haya estado "a la altura" de la oportunidad que tenía para conformar un gobierno de cambio pues, a su juicio, se ha limitado a hacer un discurso "de buenas intenciones" que pretendía "contentar a todos" pero que no representa "ningún proyecto de gobierno".
"Cuando se quiere contentar a todos y se quiere hacer una cosas y la contraria se pueden hacer declaraciones de buenas intenciones, pero con eso no se gobierna", ha sentenciado en su comparecencia ante los medios tras finalizar la intervención de Sánchez en la primera sesión del Pleno de investidura.
Tras confesar que el discurso del candidato socialista ha estado incluso "muy por debajo" de sus expectativas, Errejón criticado que Sánchez ha perdido la oportunidad, a su juicio, de "jugar a ser presidente por un día", porque no ha hecho ninguna propuesta que tuviera un "recorrido más largo" que quedarse en meras "buenas intenciones" y "frases vaporosas", similares a los mensajes que aparecen "en los sobres de azúcar".
"Cuando se acude a pedir una cosa y la contraria sucede que no se reciben apoyos sino que se desdibujan. Ha sido un conjunto de buenas intenciones y expresiones ambivalentes", ha señalado, para añadir que esas "verdades inapelables no conducen a ningún sitio" porque gobernar es "tomar decisiones".
"UN DISCURSO A LA CARTA" Y "SIN DIRECCIÓN CLARA"
En este sentido, ha insistido en que "ha sido un discurso a la carta intentado pedir el apoyo de unos y otros" pero sin marcar una "dirección" clara, en el que se han producido además algunas "omisiones claras deliberadas" como la de la supresión de diputaciones incluida en el acuerdo con Ciudadanos, pero que ha generado malestar en el PSOE.
Por todo ello, Errejón ha aprovechado para exigir una vez más al PSOE que decida si quiere mantener su acuerdo con Ciudadanos, que sólo puede sumar al PP, o explorar un gobierno "del cambio" y de coalición con Podemos, Izquierda Unida y Compromís.
"Pero no se nos puede contentar a la vez al PP y a nosotros. Defendemos proyectos opuestos", ha avisado, para añadir que aunque Sánchez ha elido a Ciudadanos en este primero debate de investidura, a partir de la semana que viene puede rectificar y avanzar hacia un gobierno del cambio, algo para lo que Podemos seguirá con su "mano tendida".
Si Sánchez mantiene su postura actual, Errejón ha advertido de que lo único que conseguirá será "dar vueltas en círculo" pero sin sacar adelante ningún gobierno. "Pedro Sánchez puede ser presidente si se atreve a hacerlo, si escoge el carril del gobierno de coalición y de cambio", ha manifestado.
"LE FALTA OFRECERNOS CUPONES DE DESCUENTO"
Preguntado sobre qué puede hacer el PSOE para conseguir su apoyo y que se muevan del 'no' rotundo, Errejón ha ironizado que a Sánchez le falta ofrecerles "unos cupones de descuento". "La última vez que nos ofreció algo era el mismo documento que ya nos habíamos leído. Lo que necesitamos es compromisos claros, que tome una decisión", ha remarcado.
"Hoy hemos visto a Pedro Sánchez acudir para decir que todos los rumbos son posibles al mismo tiempo. Cuando uno hace eso acaba dando vueltas de 360 grados. Toca hacer políticas de cambio que a lo mejor no gustan a Mariano Rajoy pero sirven para sacan sus políticas", ha reafirmado.
Preguntado sobre el aplauso con sorna que desde Podemos le han dedicado a Sánchez cuando ha agradecido a Ciudadanos el pacto, Errejón ha explicado que se ha tratado de un "gesto irónico, porque hay situaciones que aunque no "gusten nada" es mejor "tomárselas con humor".
Por último, ha negado que el voto en contra de Podemos, aunque coincida con el previsible 'no' del PP, represente una "pinza". "El relato de la pinza es muy viejo, es un chantaje con el que los partidos tradicionales han pedido cheques en blanco. Eso funcionaba en el país de antes. Ahora no surte efecto", ha avisado.
EN COMÚ PODEM: "MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES"
Los portavoces de las confluencias En Comú Podem y En Marea también han tachado el discurso de Sánchez de decepcionante. "Mucho ruido y pocas nueces", ha lamentado el líder de la agrupación catalana, Xavi Domènech, quien ha criticado además que las propuestas esbozadas por Sánchez para Cataluña representan en realidad "el viejo estado de las autonomías" que su formación considera "superado".
"Este pacto se ha hecho a espaldas de la realidad política y social nacional de Cataluña. Pretender conformar un gobierno de España a espaldas de esa realidad es una tarea hercúlea que lleva a lo que veremos en la votación", ha señalado, tras apuntar que "el final del guión" de esa película ya está escrito, que será su investidura fallida.
EN MAREA: "LA GRAN COALICIÓN", CADA VEZ MÁS CERCA
Por su parte, la portavoz de la agrupación gallega, Alexandra Fernández ha criticado que Sánchez se ha limitado a ser un "vendedor de humo de un acuerdo" pero sin hablar de su "letra pequeña". "Nos da la sensación de que ha hablado más del envoltorio que de lo que lleva dentro", ha lamentado.
Además, ha avisado que al decir en su intervención "que no le importa quien le vote" de los 350 diputados, ha abierto la puerta "a la gran coalición". "Cada vez se encamina más a ese pacto de gran coalición. Seguimos pidiéndole que reconsidere el acuerdo con Ciudadanos piense qué es lo que necesitan las mayorías de este país, que piense realmente en un acuerdo que sea de cambio", ha reclamado la portavoz de En Marea.