Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos se fija como tope de gasto en campaña la misma cifra que el 20D: 2,2 millones de euros

Podemos se ha fijado como tope de gasto en la campaña para las nuevas elecciones generales del 26 de junio la misma cifra que se gastó en los comicios de diciembre. Es decir, no se gastará más de los 2,2 millones de euros que invirtió entonces en promocionar sus candidaturas.
Así lo ha confirmado este jueves el responsable de Finanzas del partido morado, Segundo González, en la comparecencia ante los medios que ha ofrecido en el Congreso tras participar en la reunión promovida por UPN para con representantes de todos los grupos parlamentarios del Congreso para explorar la posibilidad de alcanzar un acuerdo que permita recortar gastos en la campaña electoral.
Asimismo, ha afirmado que en total, contando los gastos que hagan las candidaturas de confluencia, tampoco superarán los 3 millones de euros. En la cita de diciembre, la suma de los que invirtió Podemos en campaña y lo que gastaron las confluencias en Galicia, Cataluña y Comunidad Valenciana alcanzó los 2,9 millones de euros.
Por otra parte, preguntado sobre si Podemos tiene intención de ayudar a IU a saldar sus deudas de la pasada campaña, en el caso de que lleguen finalmente a un acuerdo para concurrir juntos en coalición, González ha asegurado que esta alianza no tiene "nada que ver con las deudas pasadas de los partidos".
Eso sí, ha asegurado que, de cerrarse esa coalición, no recurrirán a créditos bancarios para financiarse, tal y como marca el principio que Podemos asumió desde su primera cita con las urnas en las europeas de mayo de 2014.
MICROCRÉDITOS Y CROWDFUNDING EN DICIEMBRE
En su última campaña, la de las elecciones generales, Podemos se financió a través de los llamados microcréditos: Aportaciones de sus simpatizantes de entre 100 y 10.000 euros que el partido morado se comprometió a devolver una vez recibiera la correspondiente subvención del Estado en función de sus resultados electorales.
También recurrió al sistemas de donaciones ciudadanas como el denominado 'crowdfunding' para financiar el 'mailing', un mecanismo que ya utilizó en las pasadas elecciones autonómicas de mayo de 2015 --en las que recaudaron 2.054.100 euros-- y en las andaluzas de marzo de 2015 --en las que se gastaron 400.000 euros--.