Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos no prevé ningún proceso interno en Madrid ni que Alegre vaya a dejar su cargo

Asegura que no existe ninguna "fisura" entre Errejón e Iglesias y apunta a que el PSOE es el "máximo beneficiario" de dicha polémica.
El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, ha asegurado este jueves que no hay "previsto ningún tipo de proceso interno" en el Consejo Ciudadano de Podemos en la Comunidad de Madrid y no cree que el secretario regional de la formación morada, Luis Alegre, deba replantearse su cargo.
En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, Pascual ha enmarcado en la "normalidad" las nueve dimisiones que se han producido este miércoles en la dirección madrileña tras la renuncia del diputado regional, Emilio Delgado, a su cargo.
En este sentido, ha subrayado que el Consejo Ciudadano de Madrid todavía tiene "quorum suficiente para seguir funcionando" --la mitad más uno-- , por lo tanto, ha asegurado, no es necesario que el Consejo Ciudadano estatal lleve a cabo "ningún tipo de intervención".
Además, ha negado la existencia de desavenencias entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias y su número dos, Iñigo Errejón. "No hay ni una sola fisura", ha sentenciado Pascual quien ha añadido que, el PSOE, es " el máximo beneficiario" de la polémica. "Al PSOE le interesa que se hable de estas cosas. Básicamente es eso", ha concluido.
RECONOCE "DESAVENENCIAS" EN ALGUNOS CONSEJOS CIUDADANOS
Pascual ha puesto de relieve que "en Podemos ha habido salida de los equipos de dirección del partido en prácticamente todas la Comunidades a lo largo de estos dos años y no ha sido noticia" y ha reconocido que las dimisiones en los Consejos Ciudadanos pueden ser debidas a "desavenencias".
De hecho, ha admitido que le "consta" que se produjo un "conflicto" en un consejo en Madrid en torno a la dirección, en el que algunos miembros de la formación decidieron que "tendrían que dar un paso atrás" si no podían seguir trabajando con el secretario general.
En esta línea, ha enfatizado que es "legítimo" que "cuando la gente no concuerda con el rumbo que está adoptando una Comunidad", "pueda dedicarse a otras labores". "En Podemos no magnificamos ese tipo de asuntos porque nos parece natural", ha insistido.
Al ser preguntado por los motivos de estas dimisiones, Pascual ha evitado responder y ha instado a los periodistas a preguntárselo a los propios protagonistas de las renuncias ya que él está volcado "en la política nacional" en este momento.