Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos reafirma la disolución de la dirección gallega y espera que el secretario general se aparte

El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, ha reafirmado este miércoles la decisión adoptada por la Ejecutiva del partido de nombrar una gestora en Galicia que ponga en marcha un proceso de primarias para elegir nuevos órganos de dirección autonómicos, tras la disolución del Consejo Ciudadano gallego y la Comisión de Garantías por la dimisión de la mayor parte de sus integrantes, tal y como marcan los estatutos.
Aunque la disolución de estos órganos no implica la destitución automática del secretario general autonómico, Breogán Riobóo, la dirección nacional considera que la decisión lógica es que el líder regional deje su cargo y lo ponga también a disposición de las bases en el proceso de primarias que se celebrará. Por ello, aunque sigue conservando su cargo, esperan que dimita, según han explicado a Europa Press fuentes de la dirección.
"El señor Riobóo es libre de presentarse o no presentarse al nuevo proceso interno que convocó nuestro secretario general en el marco de una reunión del Consejo de Coordinación Estatal, como corresponde a su competencia, y por lo tanto, si no se presenta, tendremos un secretario general en Galicia tan pronto como se ponga en marcha ese proceso electoral que le compete al equipo técnico que vamos a proceder a nombrar lo antes posible", ha afirmado Pascual en declaraciones a los medios en el Congreso.
Pascual ha respondido de este modo a las declaraciones del hasta ahora líder gallego, Breogán Riobóo, que este miércoles ha defendido seguir al frente de la organización al conservar su puesto de secretario general. Además, Riobóo ha sugerido que las dimisiones que han provocado esta situación se articularon desde la cúpula de Madrid.