Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos confía en el que el "fracaso" haga recapacitar a Sánchez y niega haber roto puentes con el PSOE

Bescansa asegura que el PSOE está "un poco más cerca" de Podemos tras constatar que su acuerdo con Ciudadanos no suma
Podemos confía en que el previsible "fracaso" del candidato socialista, Pedro Sánchez, en la investidura le hará "recapacitar" y retomar las negociaciones para formar un gobierno de "progreso" y de coalición, sin Ciudadanos. De hecho, el partido morado considera que, lejos de haber roto puentes por el tono empleado en el debate por su líder, Pablo Iglesias, el PSOE estará a partir del viernes "un poco más cerca" de Podemos, tras constatar que su acuerdo con Ciudadanos no suma, pero el gobierno "con la izquierda", sí.
De este modo, Podemos se ha aferrado, desde la primera votación fallida de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, que tuvo lugar este miércoles a última hora de la tarde, a la idea de que es posible retomar el diálogo para formar un gobierno "de progreso", sin Ciudadanos.
"No lo veo imposible en absoluto, todo lo contrario, es perfectamente posible", ha asegurado la diputada y dirigente de Podemos, Carolina Bescansa, en declaraciones en los pasillos del Congreso, al ser preguntada sobre si el enfrentamiento entre Sánchez e Iglesias y las duras críticas de éste último al expresidente del Gobierno Felipe González aleja la posibilidad de un pacto.
EL PSOE DEBE "ABRIR LA MESA" DE DIÁLOGO
En esta línea, la responsable de Análisis Político de Podemos ha defendido que el PSOE tiene "la responsabilidad histórica" de "poner las bases" y "abrir la mesa" para construir un gobierno progresista con "los valores de la socialdemocracia", que deje a un lado a Ciudadanos, y ha restado importancia al tono y los rifirrafes propios del debate parlamentario.
Bescansa ha dado a entender, de esta forma, que Podemos entiende que la pelota está en el tejado del PSOE, que es quien debe mover ficha. "Tenemos la mirada en el teléfono desde ahora mismo. No hay por qué esperar al día 6. Ahora mismo puede reconsiderar sus decisiones y sentarnos para construir el gobierno del cambio. Es nuestra obligación y la del PSOE", ha insistido.
"Ha quedado claro que o busca una fórmula diferente o estará condenado al fracaso. Hay que dejar de hacer mestizaje con los economistas del Ibex 35 como Garicano y empezar a hacerlo con los principios de la socialdemocracia, el socialismo y la defensa de las mayorías, y eso es lo que vamos hacer con la mano tendida a partir del 6 de marzo", ha reafirmado Bescansa.
En cuanto al tono de Iglesias en su intervención, Bescansa ha reconocido que "a veces usar el mismo tono de la gente en la calle ante problemas muy graves" puede "escandalizar en estos espacios tradicionalmente más sobrios", si bien ha defendido que "igual no está tan mal" llevar al Congreso "lo que se respira en la calle".
El también diputado y secretario de Relaciones Internacionales de Podemos, Pablo Bustinduy, ha reiterado por su parte la "plena disposición" de su formación para sentarse a negociar con el PSOE, siempre que asuman que deben renunciar a Ciudadanos y su acuerdo repleto de "políticas continuistas con el PP", como las define el partido emergente.
En este sentido, el dirigente ha defendido que de lo que se trata ahora es de "encauzar" de nuevo las negociaciones, y dejar al margen el debate sobre las formas y los tonos, que se enmarcan en el debate parlamentario peor no afectan a la cuestión "estructural" de cómo formar un gobierno de progreso.
"DEJAR EL RELATO DE QUIÉN TIENE LA CULPA DE QUÉ"
"Estamos a plena disposición para empezar a trabajar ya pero para eso hay que acabar con la ambivalencia retórica y dejar de jugar con un relato de quién tiene la culpa de qué cosa", ha reflexionado a preguntas de los medios en una rueda de prensa en el Congreso en la que ha presentado, junto con Compromís, la petición para crear una Comisión de Investigación en la Cámara Baja sobre el voto rogado.
Preguntado sobre la propuesta del portavoz de Compromís, Joan Baldoví, de redactar una propuesta conjunta junto a Izquierda Unida-Unidad Popular para exigir de nuevo al PSOE que elija entre esa opción o Ciudadanos, Bustinduy ha celebrado esta idea, y ha insistido en la necesidad de volver a retomar esa mesa cuatro de la que Podemos se levantó tras firmar Sánchez su acuerdo con el líder del partido naranja, Albert Rivera.
El diputado de Compromís Ignasi Candela, presente en la rueda de prensa, ha defendido la iniciativa y ha asegurado que es preciso dejar ya "el juego de romper el hielo". La cuestión fundamental, ha reafirmado, es que el PSOE asuma que el camino con Ciudadanos "es imposible" y elija optar por "el cambio" que le ofrecen desde la mesa a cuatro.