Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos sigue tendiendo la mano al PSOE pero exige a Sánchez que deje de jugar "a la ambigüedad"

Pablo Iglesias, "perplejo" ante la insistencia de Sánchez de intentar pactar a la vez con Ciudadanos y con ellos, algo que es "imposible"
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado este martes que mantiene su "mano tendida" al PSOE para que haya un Gobierno de "cambio" y de "progreso" en España, pero ha vuelto a advertir a su líder, Pedro Sánchez, de que el acuerdo con la formación morada y Ciudadanos que pretende conseguir "no es posible", y que por ello, debe dejar de jugar "a la ambigüedad".
"Seguimos teniendo la mano tendida, pero no entendemos que Pedro Sánchez pretenda ponerse de acuerdo con Ciudadanos, porque es un acuerdo con el PP en diferido", ha sentenciado Iglesias en rueda de prensa en el Congreso para analizar la decisión de Sánchez de intentar formar gobierno, y tras conocer que el Rey no se lo ha ofrecido al líder de PP, Mariano Rajoy.
En dicha comparecencia, Iglesias se ha mostrado "perplejo" ante la insistencia de Sánchez de intentar pactar a la vez con Ciudadanos y Podemos, y ha vuelto a trasladar que, a su juicio, sólo hay dos opciones de Gobierno: uno de "gran coalición" entre el PP, el PSOE y Ciudadanos y otro de "cambio" con el PSOE, Podemos, Izquierda Unidad, y el apoyo de los partidos nacionalistas.
"Es evidente que un gobierno con el apoyo de Podemos y Ciudadanos a la vez no es posible. Es evidente que no podemos llegar a un acuerdo de gobierno. Es imposible que nos podamos poner de acuerdo", ha repetido hasta en tres ocasiones seguidas al inicio de su intervención, para añadir, más adelante, que es igual de "imposible" que Podemos apoye un acuerdo PSOE-Ciudadanos con su abstención.
"Que le quede claro a todo el mundo", ha reafirmado el secretario general de Podemos, quien ha señalado, no obstante, que mantiene una "buena relación" con el líder de la formación naranja, Albert Rivera, y que no descarta llegar con él a acuerdos puntuales, pero nunca para formar gobierno.
Por todo ello, Iglesias ha pedido a Sánchez que deje de jugar "a la ambigüedad" y a la "hipocresía". "Cuando la hipocresía empieza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad", ha asegurado citando al dramaturgo y poeta alemán Berlolt Brecht, para instar de nuevo al líder del PSOE a que diga de una vez si prefiere intentar formar "un Gobierno del cambio" o si apuesta por la "gran coalición" con Ciudadanos y el PP. "Los españoles no se merecen que les tomen el pelo", ha apostillado.
En este sentido, ha asegurado que no existe la "equidistancia" que pretende mostrar Sánchez entre Podemos y Ciudadanos, porque el partido de Albert Rivera es "el bastón del PP". Aun así, Iglesias ha reiterado que desde Podemos vuelve a "tender la mano" por "enésima vez".
SI SÁNCHEZ NO LLAMA, LO HARÁN ELLOS
El líder de Podemos también ha vuelvo a reprochar a Sánchez que todavía no se haya sentado a negociar con ellos, a pesar de que lanzaron su oferta de un gobierno de coalición tripartito --que incluye también a IU-- "hace diez días". "A este paso nos salen canas a todos", ha bromeado, para añadir que si el líder del PSOE no les llama, no les quedará más remedio que llamar ellos.
"No hay que llamar sólo para poder ponerlo en Twitter", ha criticado, tras señalar que su relación con Sánchez no se ha "deteriorado", porque "no hay relación deteriorada cuando no hay relación". "No sé cómo decirlo. Quizás lo tengo que escribir en verso. Queremos un Gobierno. Queremos estar en ese Gobierno, planteando medidas", ha reiterado.
SON PP Y C'S QUIENES "ROMPEN ESPAÑA" AL "AUMENTAR LA DESIGUALDAD"
Iglesias ha confirmado asimismo que de forma paralela mantiene contactos con las formaciones nacionalistas catalanas y vascas, porque es su "obligación" hablar con ellos con el objetivo de recabar su apoyo para que su propuesta de Gobierno de coalición tenga los votos necesarios para salir adelante. "Ellos tienen claro que no quieren un Gobierno del PP", ha argumentado.
Así lo ha asegurado tras criticar anteriormente que el acuerdo que realmente "ayudaría a romper España" es el que incluye a PP y Ciudadanos, porque sus propuestas económicas y sociales sólo sirven, a su juicio, para "aumentar la desigualdad".