Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Poder Judicial permite a Garzón ir a La Haya

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)decidió este martes permitir que el juez Baltasar Garzón se traslade al Tribunal Penal Internacional (TPI) para trabajar como asesor externo de la Fiscalía a pesar de estar suspendido cautelarmente. No obstante, el CGPJ se ha mostrado contrario a la marcha del juez en régimen de servicios especiales, por lo que el traslado equivaldrá a una excedencia.
La Comisión Permanente del órgano de gobierno de los jueces acordó conceder el permiso solicitado por Garzón por tres votos a favor y dos en contra. El presidente del CGPJ, Carlos Dívar, y los vocales Manuel Almenar, Margarita Robles, Antonio Dorado y Almudena Lastra concluyeron que la suspensión de Garzón no es óbice legal para su traslado a La Haya.
Hasta el momento, el CGPJ había recibido los informes del fiscal del Tribunal Penal Internacional, del Ministerio de Asuntos Exteriores español, y el de la Fiscalía General del Estado, todos estos favorables a que se conceda a Garzón un permiso de servicios especiales. Faltaban el del Tribunal Supremo y uno elaborado por el propio CGPJ, que había puesto algunas pegas al traslado de Garzón, lo que no ha sido un obstáculo para que el órgano de gobiernos de los jueces permita finalmente la marcha de Garzón.
Garzón fue suspendido cautelarmente el pasado viernes ante la apertura de juicio oral contra él por declararse competente para investigar los crímenes del franquismo y había solicitado un puesto de asesor para incorporarse al Tribunal Penal de la Haya, lo que finalmente va a llegar a cabo.