Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica por el 'contrato para inmigrantes' de Camps en la Generalitat Valenciana

La Generalitat Valenciana exigirá "un compromiso de integración" a los inmigrantes que lleguen a la comunidad. El conseller valenciano de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha anunciado este lunes la futura Ley de Integración que tiene grandes similitudes con una de las propuestas electorales de Rajoy. El PSOE crítica duramente la medida que considera "discriminatoria".
Blasco ha definido la Comunitat Valenciana como una "tierra de oportunidades" a la que puede venir cualquier persona, aunque ha manifestado la necesidad de que estas personas se integren. El objetivo de la nueva ley de Camps es en los valores, costumbres, tradiciones y sistema de convivencia valencianos para "no perder la cohesión social de la región".
"El no cumplimiento del compromiso hace imposible la integración", ha subrayado el conseller. La Generalitat ha argumentado que las más de 80 mil personas que viven en la Comunitat de forma irregular "no tienen las circunstancias personales adecuadas para que se propicie la integración".
"Compromiso discriminatorio"
La diputada de los socialistas valencianos en las Cortés de la Generalitat, Nuria Espí, ha afirmado que la propuesta del Gobierno valenciano supone una "discriminación negativa" hacia este colectivo.
Espí ha destacado que el PP "pretende llevar a las comunidades autónomas en las que gobierna las propuestas del programa electoral que los ciudadanos rechazaron en las últimas elecciones generales". En su opinión, es una "barbaridad" que el Gobierno de la Generalitat "pretenda que los extranjeros firmen un papel para cumplir la ley".