Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía combatirá las bandas latinas con más agentes, revisará sus permisos de residencia y buscará a los cabecillas

Cosidó: "hemos visto que usan documentos falsos, estamos haciendo un control especial"
El Cuerpo Nacional de Policía ha aprobado un plan de choque contra las bandas latinas violentas que pasa por tres ejes fundamentales: aumentar la presencia policial en los lugares controlados por estos grupos, revisar sus documentos ante la proliferación de permisos de residencia falsificados y aumentar las labores de Información para dar con los cabecillas de estos grupos.
Este plan ha sido anunciado este viernes por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, quien ha especificado que se aplicará sólo en la Comunidad de Madrid, región en la que se produce el 70 por ciento de las detenciones contra este tipo de grupos y donde se registra el 80 por ciento de sus delitos.
Cosidó ha acudido a la sede de los servicios de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid para felicitar personalmente a los agentes que han resuelto en doce días el asesinato de un menor de edad en el marco de un enfrentamiento entre las bandas latinas Trinitarios y Dominican Don't Play cerca de la Puerta del Sol. La Policía arrestó ayer jueves a siete personas relacionadas con esta pelea, entre ellos al presunto autor, que también es menor.
"Casi de forma inmediata" al asesinato, Cosidó se reunión con el Jefe Superior de Policía de Madrid, Alfonso Díez, y sus colaboradores para desarrollar este plan. "Pusimos en marcha un plan basado en incrementar la presencia policial en los barrios en los que estas bandas tienen mayor presencia", ha comenzado indicando.
BRIGADA DE EXTRANJERÍA
"Pusimos en marcha con nuestra Brigada de Extranjería una revisión de documental de los componentes de estas bandas, hemos visto que en muchos casos han usado documentos falsos para el permiso de residencia o la nacionalidad española. Estamos haciendo un control especial", ha añadido. Por último se ha referido a "intensificar" las labores de investigación e Información sobre estas bandas con el objetivo de "identificar a los cabecillas".
Según los datos que obran en poder del Ministerio de Interior a los que ha tenido acceso Europa Press, la Policía y la Guardia Civil mantienen un seguimiento sobre seis bandas latinas principales (Latin King, Ñetas, Dominican Don't Play, Forty Two, Trinitarios y Blood). No obstante, esos son sólo los denominados "Grupos de Referencia", que luego pueden llegar a controlar decenas de "Grupos Subordinados", también llamados "Capítulos" o "Coros" en la denominación propia que usan las bandas latinas.
En concreto, de las seis bandas latinas principales salen 70 "capítulos" o "coros" territoriales a los que luego hay que sumar otros 18 bandas independientes repartidas por casi toda España (Baby King, Bling Bling, Bola 8, Black Panther, Blood 901, Latin Brothers, Los Chucufú, Master of the Street y One Blood, Stin King/Queen, STL 24.7, Trío Latino, Warriors 13, Yekas, Big Boys, Providence Salvatrucha Locos, Sureños y The Prestige Family).
Cosidó admite que ese problema no se reduce a Madrid, aunque ha hecho hincapié en destacar que "es un fenómeno que la Policía Nacional tiene controlado". Ha recordado que el último asesinato entre bandas tuvo lugar hace tres años y ha pedido no relacionar a estos grupos violentos con sus países de origen ya que son minoritarios y no representativos.
LUCHAR CONTRA LAS BANDAS
Ha explicado que las bandas latinas tienen en España "una presencia limitada comparada con otros países" y que se ha producido una "disminución de sus integrantes". Cosidó ha precisado además que, al menos por su actividad en España, "no pueden ser consideradas aún bandas organizadas". Sus actividades tienen más que ver con "enfrentamientos, robos y otro tipo de delincuencia".
En cualquier caso, ha aclarado que la estrategia política de la Policía es "luchar contra estas bandas, porque es inaceptable la presencia de estas bandas en la sociedad". "No es tanto una estrategia de mediación con estas bandas, sino luchar y acabar con ellas", ha zanjado.
Había sido preguntado acerca de las declaraciones de la actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en las que alabó la experiencia previa al Carnaval del distrito de Tetúan en el que participaron miembros de estas banda sin que se produjeran incidentes. Carmena mencionó a la mediación de un policía conocedor del tejido del distrito.
Ante esta pregunta, el jefe superior de Policía de Madrid ha defendido la mediación porque "da resultados", pero "no sobre supuestos que ya son ilegales, en absoluto". "Lo que se trata es introducir y aproximar a esos colectivos al respeto a la Ley y prevenirles y desviar su captación".
En ese sentido, ha citado el trabajo de la Brigada de Seguridad Ciudadana, que tiene un servicio de Participación Ciudadana, que "se centra en la prevención y educación de jóvenes estudiantiles en centros de ocio para que asuman la cultura del país en el que están y prevenir que estas bandas ejecuten una captación casi libre en la calle".