Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía detiene a cuatro miembros de Los Ángeles del Infierno y evita la entrega de media tonelada de cocaína

La Policía Nacional ha detenido en la provincia de Pontevedra a cuatro miembros de Los Ángeles del Infierno como presuntos responsables de un delito contra la salud pública, en una operación conjunta con la agencia norteamericana DEA, la DGI francesa y Europol.
Otras dos personas que formaban parte de la infraestructura de la organización en España fueron también detenidas en el marco de esta actuación.
La operación ha abortado la entrega de media tonelada de cocaína. La mercancía había sido transportada en un velero desde Colombia hasta la costa gallega, según ha informado el Ministerio del Interior.
Las primeras pesquisas tuvieron lugar cuando los agentes conocieron la presencia de un grupo de ciudadanos canadienses pertenecientes a la organización Hells Angels Motorcycle Club, los cuales tenían previsto hacerse cargo de una partida de cocaína que llegaría a través de una embarcación.
La investigación que se estaba llevando a cabo por las autoridades internacionales permitió la identificación de una de estas personas, cuya función consistía en garantizar que la droga fuera transportada desde Sudamérica hasta España.
Tras la realización de las pertinentes gestiones los investigadores averiguaron que esta persona se trataba de un miembro del conocido club de motos Los Ángeles del Infierno en la ciudad de San Diego (Estados Unidos). Además, había sido acusado en 2008 por la Fiscalía del estado de Dakota del Sur (EEUU) de cinco cargos de intento de asesinato en primer grado y de un cargo de conspiración para cometer un crimen, siendo detenido entonces en posesión de tres pistolas y dos rifles que empleó para herir a miembros de otro club rival.
Además la investigación constataba que esta persona se encontraba en España para la recepción de la sustancia estupefaciente y garantizar de este modo el correcto desarrollo de la operación.
El pasado día 30 de julio los agentes españoles le localizaron en Madrid junto a otros dos compatriotas, también miembros de la referida organización, uno de los cuales había sido investigado por la Policía Montada de Canadá y acusado de tráfico de drogas. Ya en el mes de agosto dos de ellos se desplazaron hasta Galicia para ultimar los detalles de la transacción.
Finalmente se averiguó que los investigados se habían hospedado en un hotel de la localidad de Mondariz (Pontevedra) y en una casa rural ubicada en la localidad de Ponteareas (Pontevedra) y que la transacción de droga se iba a producir de forma inminente.
La investigación ha sido desarrollada por el Grupo 42 y GRECO Galicia de la UDYCO Central perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial. También han participado la Oficina de la DEA en Madrid, EUROPOL y la DGI francesa.