Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan numerosa documentación, pero no dinero, en las propiedades de Oleguer Pujol

Oleguer Pujol, el hijo pequeño del ex presidente de Cataluña, ha quedado en libertad, con cargos, tras ser detenido por la policía. El primer miembro de la familia arrestado, está acusado de fraude y blanqueo de capitales. Los agentes de la UDEF que han registrado, durante más de 16 horas, las propiedades de Oleguer Pujol y su socio Luis Iglesias se han incautado de numerosa documentación, pero no han hallado dinero en metálico.

Hasta bien entrada la noche han continuado los registros en el domicilio de Oleguer Pujol en Barcelona y en otras propiedades suyas, y de su socio, en Valencia, Melilla y Madrid. Se sospecha que fue el encargado de lavar comisiones ilegales y de gestionar operaciones inmobiliarias por valor de miles de millones.
La Policía tuvo en el registro el apoyo de la Unidad Canina que cuenta con perros especializados en hallar billetes. Las fuentes consultadas aseguran que es un recurso habitual en este tipo de intervenciones de carácter económico.
Pese a no encontrar dinero, los agentes sí se han incautado de numerosa documentación que a partir de ahora tendrá que ser analizada y posteriormente se realizará un informe que se pondrá a disposición de la Audiencia Nacional, concretamente del juez central de Instrucción Número Uno, Santiago Pedraz, que dirige las investigaciones.
Un total de 60 agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) han buscado desde primera hora de forma simultánea el rastro de los negocios fraudulentos de Oleguer Pujol y su socio en las propiedades de ambos en Madrid, Barcelona, Valencia y Melilla.

La primera parte del plan pasaba por localizar Oleguer Pujol, el hijo menor del ex presidente de la Generalitat catalana, en su domicilio del número 41 de la calle Teodor Roviralta de Barcelona y a su socio Luis Iglesias en su casa del número 7 de la calle Alfonso XI de Madrid.
Los registros no podían empezar sin antes comunicarlo a los principales afectados a quienes se les leyeron formalmente sus derechos y permanecieron detenidos por la Policía que les acusa de un delito de blanqueo. Tras los registros Pujol fue trasladado a comisaría donde se negó a declarar y posteriormente quedó en libertad.