Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía recomienda guantes al inspeccionar pasaportes y equipajes y mascarillas al recibir cayucos

Recuerda que el virus no se trasmite por vía respiratoria y que la posibilidad de contagio a un funcionario policial "es muy baja"
El servicio de prevención de riesgos laborales de la Policía Nacional ha difundido una nota informativa en la que introduce una serie de "medidas preventivas en actuaciones policiales" entre las que se recomienda a los agentes el uso de guantes a la hora de inspeccionar pasaportes y equipajes de viajeros procedentes de países africanos afectados por el ébola y mascarillas a los agentes destinados en el control de cayucos.
Se trata de una nota informativa acompañada de un tríptico recogido por Europa Press en el que se explica brevemente qué es el virus del ébola, cómo se transmite la enfermedad, cuáles son los síntomas y medidas preventivas. En ese sentido, se recuerda que "debido a que no se trasmite por vía respiratoria, la posibilidad de contagio a un funcionario policial es muy baja".
"El virus se contagia mediante los fluidos corporales: sudor, lágrimas, saliva, vómitos, semen, sangre y a través de material médico contaminado como las agujas", explica.
PAÍSES AFECTADOS
La nota, que va dirigida especialmente a los agentes de puestos fronterizos marítimos y terrestres así como en Ceuta, Melilla e Islas Canarias, pide que las medidas de prevención "se extremen con los viajeros procedentes de las zonas endémicas como son: la República Democrática del Congo, Liberia, Sierra Leona o Guinea".
La primera recomendación es la "utilización de guantes de latex, vinilo o nitrilo ante la inspección de pasaportes, documentación e inspección de equipajes". La semana pasada hubo agentes de la Guardia Civil en los aeropuertos de Madrid y de Tenerife que se negaron a abrir maletas sin protección por miedo a contraer el virus.
Debido a esta preocupación entre las fuerzas de seguridad del Estado, la Dirección General de la Policía ha mantenido este lunes un encuentro con los principales sindicatos policiales para informarles de que el riesgo de contagio en España es mínimo" y que ya se han puesto en contacto con todas las Jefaturas Superiores de Policía para trasladarle alguna de estas recomendaciones y se han comprometido a enviar en menos de 24 horas el material de protección recomendado en caso de que fuese necesario.
La nota de la Policía también propone la "utilización de mascarillas FFPPII, sobre todo ante la llegada de inmigrantes subsaharianos en cayucos u otras embarcaciones". También la Unión de Guardias Civiles manifestó su temor ante la desprotección a la que se veían sometidos los agentes dedicados a estas labores en las costas de Senegal.
TAMBIÉN GAFAS Y MONOS DESECHABLES
Asimismo, la Policía Nacional se recoge la recomendación de usar "gafas de seguridad y monos desechables ante la sospecha de estar ante personas con síntomas de enfermedad". "En este caso se deberá aislar a la persona y poner en marcha el protocolo del Ministerio de Sanidad", añade.
El citado protocolo de Sanidad consiste, según la Policía, "en que toda aquella persona que haya venido de una zona presuntamente infectada si en un plazo de 21 días presenta fiebre y acompaña de dolor abdominal o diarreas, hay que llevarle al centro de virología de Majadahonda (Madrid), donde se le realiza una prueba para confirmar la enfermedad y, en ese caso, acordar el aislamiento".
Por su parte, la Dirección General de la Guardia Civil emitió el pasado viernes un comunicado en el que explicaba que ya en marzo difundió un protocolo de prevención ante los primeros casos de contagio por ébola detectados en África. Además, informaba de que el buque oceánico Río Tajo ha sido dotado de Equipos de Protección Individual (EPI) y que éstos serán distribuidos entre los destacamentos de Senegal y Mauritania.