Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policías y guardias civiles, en contra de que los presos de ETA entren en la negociación para formar Gobierno

Los profesionales de la seguridad lo ven un "chantaje", un intento de "pescar en río revuelto" y piden investigar los atentados sin resolver
Sindicatos y asociaciones de la Policía y la Guardia Civil han mostrado este lunes su rechazo a que asuntos como el acercamiento de presos de ETA y otras cuestiones relacionadas con la banda terrorista puedan figurar en las negociaciones para la formación del nuevo Gobierno tal y como afirma el lehendakari, Iñigo Urkullu, en una entrevista concedida a 'El País'.
El presidente vasco asegura que "todo lo no abordado estos cuatro años estará en la mesa: acercamiento de presos, revisión de la política penitenciaria, final ordenado (de ETA) y desarme verificable". Además, dice no entender que el líder de Sortu, Arnaldo Otegi, siga en prisión porque, según defiende, "no entra en la lógica de los tiempos".
Ante estas declaraciones, el portavoz del SUP, Javier Estévez, ha admitido a Europa Press que el debate "ya está reabierto" por la situación de "inestabilidad política", pero considera que "ningún partido serio" debería participar. "En río revuelto hay quien va a intentar pescar algo", lamenta al tiempo que sentencia que "no hay negociación posible".
Sobre Otegi, ha recordado que "tiene que cumplir una pena y por supuesto su inhabilitación como haría cualquier persona". "Igual que no se reforma el Código Penal para endurecer las penas después de un atentado, tampoco se debe entrar a debatir este tipo de cosas cuando hay inestabilidad política", ha añadido.
"QUE SE ESCLAREZCAN LOS DELITOS"
Desde la CEP, su secretario general, Antonio Labrado, afirma que "no se debe negociar con una banda terrorista". "No vemos con buenos ojos que se reabra este debate", advierte al tiempo que ha destacado la importancia del cumplimiento íntegro de las penas. Labrado ha mostrado su preocupación por la necesidad de que se esclarezcan "la infinidad de delitos que se han cometido y que todavía no están juzgados".
"Los policías somos servidores públicos y nos centramos en garantizar la seguridad, no queremos ver una nueva negociación en la que los terroristas vuelvan a estar en el foco", ha opinado antes de manifestar que "Otegi está en la cárcel porque ha cometido hechos delictivos, ha tenido un juicio y debe cumplir íntegramente la pena".
El portavoz de la Unión Federal de la Policía (UFP), José María Benito, considera "negativo reabrir estos debates" en un momento en el que ETA "ha dejado de matar porque no le quedaba otra salida ante el acoso policial". "La consecuencia de los presos de ETA y Otegi son consecuencia de sus actos, Otegi está en la cárcel por una sentencia impuesta por unos tribunales", ha defendido.
"SUENA A CHANTAJE"
En relación al acercamiento de presos ha matizado que se trata de una competencia administrativa que dependería del Gobierno, pero insiste en que "no tiene sentido abordarlo porque no hay necesidad de abrir nuevas heridas que no llevan a ningún sitio". Ha lamentado que estos debates, que forman parte de la "reivindicación histórica" de PNV y Sortu, "salen cuando alguien está necesitado de apoyos". "Suena más a chantaje que a otra cosa", ha zanjado.
El secretario general del Sindicato Profesional de Policía (SPP), Jesús Lira, ha opinado que los políticos deberían mostrar mayor preocupación en que "se resolvieran todos los casos que hay sin resolver, no para abrir heridas, sino para curar las heridas de las víctimas".
En cuanto a Otegi ha recordado que su inhabilitación ha sido impuesta por un juez por lo que hay que cumplirla "hasta las últimas consecuencias" y ha calificado de "injerencias" los intentos de políticos de influir en cuestiones de seguridad.
Por parte del Instituto Armado, la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) también se ha mostrado en contra. "Los condenados tienen que cumplir la condena íntegra, es la única forma de satisfacer a la víctima. Vamos a dejarnos ya de negociaciones y dejar asesinos en libertad", ha enfatizado el portavoz de este colectivo, Fernando Ramírez Trejo. "Lo que tienen que hacer es cumplir las penas íntegras y dejarse de más negociaciones sobre este tema. Nadie se acuerda de las víctimas", ha remachado.