Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pradas (PSOE) espera que Podemos no sea "la tabla de salvación" de Rajoy y se sume al acuerdo con C's

El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, espera que Podemos y el resto de fuerzas políticas "no se conviertan en la única tabla de salvación" del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y decidan sumarse al acuerdo de legislatura que su partido ha alcanzado con Ciudadanos (C's).
Así lo ha manifestado el dirigente socialista a su entrada en la sede del partido, donde este miércoles el secretario general, Pedro Sánchez, ha reunido a su Ejecutiva para analizar el documento pactado con el partido de Albert Rivera, "un acuerdo de investidura y legislatura para apoyar" un posible gobierno encabezado por Sánchez.
"Hay algunas fuerzas que llevan dos años diciendo que la dinámica derecha-izquierda no existía ya y parece que ahora es el pretexto que están utilizando para no llegar a un acuerdo que permita poner a Rajoy donde se merece", ha aseverado en referencia a que la formación morada se sume al pacto, insistiendo en que en estos momentos los pretextos "no sirven".
Respecto a dicho documento, Pradas no ha querido valorarlo antes de que la Ejecutiva se lo dé a conocer. No obstante, el hecho de que exista un preacuerdo ha dicho parecerle una "buena" noticia: "Hemos hecho un esfuerzo desde PSOE tendiendo puentes a derecha e izquierda y parece que están dando sus frutos", ha afirmado.
CONSENSO EN OTRAS CUESTIONES
Así, ha emplazado al resto de partidos a sumarse al pacto recalcando que "ahora" está "en sus manos" que prospere o no. "Es cuestión de ponerse y querer", ha dicho sobre la posibilidad de alcanzar "consensos" sobre otras cuestiones y que sea incorporado al documento actual.
Sánchez anunció este martes que aceptaba las condiciones de la formación naranja, que condicionó su apoyo al PSOE a una reforma exprés de la Constitución con cinco grandes objetivos: suprimir las diputaciones, eliminar los aforamientos, despolitizar la justicia, facilitar la presentación de iniciativas legislativas populares y limitar a dos los mandatos en la Presidencia del Gobierno.
En concreto, preguntado sobre la supresión de las diputaciones, el dirigente socialista se ha definido como "un defensor" de esas instituciones porque, a su juicio, son "un instrumento muy válido para la cohesión territorial". Eso sí, sostiene que "necesitan una transformación".
"Tenemos que hacer un debate serio y profundo para garantizar la viabilidad de los municipios" así como de sus trabajadores", ha concluido.