Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pradas (PSOE) señala que el debate "evidenció" que el PP "no tiene otra receta" que recortes

El cabeza de lista del PSOE en Sevilla al Congreso y también coordinador de la Interparlamentaria del PSOE-A , Antonio Pradas, ha señalado este martes que el debate 'a cuatro' entre los candidatos a la Presidencia del Gobierno de las principales formaciones que concurren a las elecciones del 26J "puso en evidencia que los recortes que ha hecho el PP en estos cuatro años están otra vez como una espada de damocles sobre la cabeza de las clases más humildes" pues entiende que "quedó patente que el PP no tiene otra receta" que no sean recortes.
En una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, Pradas ha considerado que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "consiguió centrar su discurso y hacer un análisis de la situación en la que nos ha colocado el PP, un diagnóstico de una realidad muy cruda", así como que estuvo "muy centrado en los problema de la gente, en el empleo o en el riesgo que corren las pensiones como consecuencia del reforma laboral del PP, que ha empobrecido las arcas de la Seguridad Social".
Tras defender que el PSOE es la "única posibilidad real de cambiar ese Gobierno" pero que Podemos "no lo vio conveniente" en las pasadas negociaciones, Pradas ha advertido de que en el debate 'a cuatro' "quedó patente que el PP no tiene otra receta para ese nuevo ajuste de 8.000 millones de euros que tiene previsto la UE y que Mariano Rajoy se ha comprometido a hacerlo con las mismas propuestas".
"No escuché al PP ninguna otra solución", ha lamentado el también secretario de Política Federal del PSOE, quien ha considerado que es "imposible" pactar con las políticas que desarrolla el PP porque "no reniegan ni renuncian a nada de lo que han hecho", sino que "lo plantean como el camino a seguir" y el PSOE, ha dicho, "no tiene nada que ver con las políticas del PP". Al margen de cuestiones de estado, el socialista ha señalado que "en otras materias es imposible llegar a acuerdos porque el PP no se mueve y tiene muy claro que quieren repetir las mismas fórmulas".
De la misma manera, el candidato ha defendido que el PSOE "tiene la centralidad suficiente para tender su mano a la derecha y a la izquierda para intentar conseguir un acuerdo de gobierno", si bien ha censurado que no ha sido posible hacerlo ya porque "por encima de los intereses sociales y económicos de los trabajadores, Podemos ha puesto la presión que tienen dentro de las fuerzas independentistas, en Cataluña, País Vasco y Galicia". "Los movimientos que han justificado la violencia en el País Vasco están ahora asociados con Podemos", ha advertido.
"Mientras siga secuestrado por la radicalidad, es muy difícil que lleguemos a un acuerdo con Podemos, pero nuestra disposición está ahí, tienen la oportunidad de renunciar a esos planteamientos radicales y conseguir un gobierno de cambio en España", ha apostillado.
PEDIRÁ MÁS MARGEN PARA EL DÉFICIT A BRUSELAS
De otro lado, Pradas ha indicado que un nuevo Gobierno del PSOE pediría a Bruselas un nuevo calendario para cumplir el déficit, un planteamiento que "ya se va abriendo camino en la Unión Europea" porque "solo con políticas de ajuste y recorte no se solucionaba el problema".
"Europa se tiene que dar cuenta de que la única manera de salir adelante, no solo la economía, sino las familias y los trabajadores, es que haya una relajación en el objetivo de déficit" para que no pese "como siempre, en las espaldas de los trabajadores", al tiempo que ha defendido la necesidad de replantear la cuestión fiscal para "redistribuir la renta" y que "se sacrifiquen un poco más los que nunca se han sacrificado y se alivie la situación de las personas que están pasándolo mal".
Y así, Pradas ha asegurado que el PSOE descarta "cualquier subida de impuesto que afecte a las clases medias y trabajadoras porque son precisamente los que han estado soportando toda la carga impositiva que ha hecho el PP", un partido "que siempre promete que va a bajar impuestos pero cuando llega al gobierno, los sube".
Sobre la corrupción, el socialista ha defendido que "queda mucho por hacer" y que el PP, "que tiene casos de corrupción en todas las comunidades autónomas, está inhabilitado para adoptar medidas valientes". El PSOE, por el contrario, tomará medidas "no de cara a la galería, sino para prevenir" posibles casos de corrupción. "Estamos de verdad dispuestos a acometer el problema de la corrupción, no con grandes palabras sino con hechos y con mayor agilidad en la administración de justicia", ha agregado.
De la misma manera, Pradas ha urgido a reformar el sistema de financiación porque "está caducado desde 2014 y fue pensado para una época de progreso económico, no para una época de crisis", a esto se suma, como ha criticado, que el PP "ha hecho una aplicación torticera y sectaria en contra de Andalucía", una comunidad que "ha perdido 4.000 millones de euros en financiación por su aplicación". Hace falta un sistema "más justo, solidario y que garantice la igualdad de todos los españoles", ha zanjado.