Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión para los dos islamistas chechenos por ser de Al Qaeda y tener explosivos

Plabo Ruz. Foto: EFEtelecinco.es
El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha ordenado el ingreso en prisión de los dos presuntos islamistas rusos de origen checheno detenidos el pasado jueves en Almuradiel (Ciudad Real) por pertenecer a la organización terrorista Al Qaeda y contar con explosivos para cometer atentados, informaron fuentes jurídicas.
El magistrado instructor, que ha tenido que volver a interrogarles este domingo tras prorrogar su detención por la ausencia de pruebas contra ellos, imputa indiciariamente a los dos arrestados los delitos de integración en organización terrorista y tenencia de sustancias y aparatos explosivos con finalidad terrorista.
El auto del juez señala que la investigación ha permitido constatar "la relación entre los detenidos con otros individuos previamente investigados por sus vínculos con organizaciones terroristas y que han sido parcialmente reconocidos" durante las declaraciones. También se ha contado con información de las autoridades de Estados Unidos y el testimonio de un testigo protegido.
El juez no halló el pasado viernes indicios suficientes para ordenar el ingreso el ingreso en prisión de los detenidos, que se presentaron en el juzgado con las identidades falsas de Ahmad Avar y Muhammad Adamov, a pesar de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, les había considerado "extremadamente peligrosos" por su pertenencia al aparato "operativo" de Al Qaeda.
En la misma operación fue detenido en Cádiz el ciudadano de nacionalidad turca, Cengiz Yalzin, que ingresó el pasado viernes en prisión después de que el juez le imputara el delito de tenencia de sustancias y aparatos explosivos con finalidad terrorista. El fiscal le acusó también de integración en organización terrorista aunque el juez no apreció indicios suficientes de la comisión de este delito.