Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig dice que Sánchez y el conjunto del PSOE decidirán si continúa al frente del partido tras un "proceso de reflexión"

Defiende que los resultados avalan su propuesta de Entesa que era "una buena solución para el camino federal"
El presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha asegurado este lunes que el PP es quien está llamado a "mover ficha" para configurar un nuevo gobierno en España y ha apuntado que la decisión sobre si Pedro Sánchez debe seguir al frente del partido corresponde al propio Sánchez y al conjunto del PSOE tras un proceso de reflexión en el momento correspondiente.
En todo caso, no cree que el "problema" del PSOE sea "Pedro Sánchez u otra persona liderando el PSOE" sino que el partido tiene que "repensar su futuro y reconectarse con la mayoría social de centro izquierda que existe y que hemos dejado de representar en su conjunto".
Así lo ha indicado en una valoración de los resultados del 26J en una entrevista en la cadena SER, recogida por Europa Press, en la que ha admitido tener una "sensación agridulce" por el resultado. A su juicio, esta ha sido una "situación difícil" tras meses sin llegar a acuerdo de gobierno y en la que "ha influido el miedo, el Brexit, lo que ha significado una campaña bien articulada por el PP que finalmente le ha dado rédito".
Puig ha recalcado que el PP es quien está "llamado a mover ficha para intentar configurar nuevo gobierno", y ha hecho notar que "la suma de las derechas de España es suficiente para poder desarrollar un acuerdo, aunque necesitará tener cintura, dialogar y comprometerse con otras fuerzas". A su juicio, el PP "ha logrado muy buen resultado pero lejos de la mayoría absoluta y tiene que gobernar sí o sí de otra manera, con más humildad y diálogo". En el caso valenciano, le ha instado a "gobernar de una vez por todas con lealtad institucional".
Preguntado por qué debe responder Sánchez al PP en la negociación, Puig ha manifestado que le contestará que el PSOE es el "adversario democrático del PP y va a estar en la oposición defendiendo su programa y los intereses generales". "A partir de ahí, el PP tiene la legitimidad para intentar formar gobierno rápidamente", ha indicado, y ha confiado en que sea pronto.
Interpelado por si sería partidario de una abstención del PSOE que permitiera que el PP accediera al gobierno, Puig ha insistido en que "a quien le corresponde sumar es al PP" y sobre si Pedro Sánchez debe seguir al frente de los socialistas, ha considerado que lo decidirá el propio Sánchez "y el conjunto del PSOE en el momento correspondiente tras un proceso de reflexión que tenemos que asumir".
A su juicio, el PSOE debe "resituar la socialdemocracia europea", aunque cree que hay en la sociedad, sobre todo en la valenciana, "un cierto repunte o posibilidad de reconstrucción". En este caso, ha indicado que Pedro Sánchez no ha dicho lo que quiere hacer, aunque considera que el problema no es él ni otra persona liderando el PSOE sino que el PSOE tiene que repensar su futuro y reconectarse con la mayoría social de centro izquierda que existe y que hemos dejado de representar en su conjunto".
LOS RESULTADOS AVALAN L'ENTESA
Interpelado por si l'Entesa que proponía para el Senado hubiera sido positiva --el PSPV ha perdido sus senadores en estos comicios--, ha manifestado que los resultados "avalan la posición que planteábamos" y ha hecho hincapié en que no se hacía en base a un resultado, sino por dirigirse hacia una orientación federal en la cámara del Senado. "Es absurdo que la mayoría de comunidades están gobernadas por el centro izquierda y en el Senado hay mayoría absoluta del PP. No tiene ningún sentido", ha indicado.
Por ello, ha incidido en que cree que era una "buena solución" para el camino federal y "para la visualización del problema valenciano en Madrid". Preguntado por si hace autocrítica por los resultados del PSPV en la Comunitat, ha manifestado estar "muy insatisfecho" porque únicamente ha subido un punto porcentual cuando aspira a ser el primer partido en la Comunitat.
En todo caso, asume la crítica de que está más centrado en el Consell que en el partido "teniendo en cuenta que la primera responsabilidad es gobernar bien la Comunitat y los Ayuntamientos" en los que están más del 70%. "No es demérito, debemos gobernar y para todos y también iniciar un proceso de modernización y puesta a punto del PSPV, que es fundamental".