Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig afirma que según le han dicho Rivera y Sánchez estuvieron bien, pero no hubo un gran ganador

El 'president' de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha asegurado este martes que en el debate a cuatro el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, estuvo "seguro" y con "ganas" de plantear "una alternativa seria" al 'popular' Mariano Rajoy.
Puig, en un desayuno informativo con los medios en Alicante, ha considerado que "difícil" valorar la participación de un candidato en un debate a cuatro ya que ha comentado que "un cara a cara siempre tiene más potencia".
El jefe del Consell ha apuntado que se perdió parte del debate por asistir a la Noche de la Economía Alicantina, pero ha señalado que, según le han transmitido, Sánchez y Albert Rivera (C's) estuvieron "bien" y "no hubo un gran ganador ni un gran combate".
"Es muy difícil valorar un debate a cuatro, porque cada uno tiene su objetivo y, quizás, el de alguno es pasar desapercibido", ha indicado y se ha mostrado confiado en las posibilidades "de la última semana". "Es una campaña muy complicada porque incluso en los actos más grandes, son mucho más pequeños porque la gente creo que está cansada", ha seguido.
Preguntado sobre la dificultad para marcar posición que tienen los partidos tan solo seis meses después de la anterior convocatoria electoral de diciembre, Ximo Puig ha manifestado: "es un poco el día de la marmota".
"Lo que no se puede es volver a votar sin tener en cuenta lo que ha pasado", ha afirmado y ha reclamado "tomar una decisión teniendo en cuenta todo lo que ha pasado en estos meses y las dificultades que va a significar el nuevo tiempo".
Asimismo, ha lamentado que en "la agenda pública no aparecen con nitidez los grandes problemas que tenemos como las pensiones, la situación social de exclusión, que es muy grave aún y también el recorte exigido por Europa". "¿Todo esto cómo se va a armar en el futuro?", ha cuestionado y ha alertado de que se trata de temas "orillados en los pactos, en los acercamientos, en las diferencias, un poco fatuo, a veces".
Así, ha anunciado que regresará el día 22 a Alicante para visitar las Fogueres de Sant Joan, que comienzan el próximo sábado, de modo que no coincidirá con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que lo hará un día después, el 23.
COMPROMÍS-PSPV
Por otra parte, preguntado, como líder del PSPV, sobre si le preocupa que la percepción de la parte positiva del Pacte del Botànic la "monopolizara" Compromís y Podemos como adversarios en esta campaña, Ximo Puig ha manifestado que "lo fundamental" es gobernar "adecuadamente" y que los objetivos planteados "lleguen a buen puerto".
A su juicio, "coyunturalmente" puede haber percepciones de los ciudadanos, aunque lo que le preocuparía sería que hubiera una percepción "negativa" respecto del Consell. "Todo el mundo es consciente de que es un gobierno compartido y que estamos gestionando la pluralidad y creo que ese es un activo de los socios de gobierno. Cada uno tendra que intentar visualizarlo de la mejor manera posible", ha continuado.
Sin embargo, ha puesto en valor que su Consell tiene como "positivo" que el gobierno "funciona" y que aporta "estabilidad y honradez", lo que debe ser un "terreno abonado" para mejorar la imagen y la economía de la Comunitat Valenciana. Por ello, ha asegurado que en la campaña el PSOE está "explicando lo que puede hacerse en Madrid porque ya lo hemos probado aquí".
Interpelado sobre si en Madrid habrá papeles cambiados entre socialistas y la coalición de Compromís y Podemos, Ximo Puig ha dicho: "eso ya lo veremos". Así, ha reiterado, sobre si el PSOE podía seguir siendo segunda fuerza en Madrid: "por supuesto que lo creo".