Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig rechaza debatir sobre las cuestiones internas de Podemos e insiste en "una coalición semáforo"

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha rechazado este jueves entrar en los debates internos de Podemos y ha insistido en que "una coalición semáforo" a la valenciana es "posible" porque "los ciudadanos han hablado con claridad" y "no quieren mayorías absolutas".
Puig, antes de visitar a los expositores de la Comunidad Valenciana en la Feria de Berlín, ha señalado, sobre las dimisiones de Podemos en Madrid, que "todos los partidos tienen debates internos" y que hay que "vivirlos desde la normalidad", por lo que considera que "no se debe hacer un debate del debate interno".
Con todo, ha señalado que los partidos deben actuar democráticamente" y "con transparencia" porque "no son propiedad ni de los militantes ni de su secretario sino patrimonio colectivo de un país".
Asimismo, ante la posibilidad de un pacto de Gobierno, ha recalcado que "los ciudadanos han hablado con claridad" y "no quieren mayorías absolutas ni un programa único" sino "intersecciones de distintas miradas" para buscar "la mejor aproximación a lo que tiene que ser un futuro compartido de España". Por ello, todos los partidos "tienen que asumir desde la humildad su propia situación".
Así, ha recordado que en Alemania se ha llegado a gobiernos compartidos con el llamado "'gobierno semáforo, rojo socialdemócrata, verde y amarillo liberal". "Una coalición semáforo a la española o a la valenciana podría ser posible", ha constatado.