Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig cree que la decisión de Ferraz sobre la 'entesa' al Senado es un "error" y que el pacto "no acaba aquí"

El secretario general del PSPV-PSOE y presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha calificado de "error" el rechazo de la dirección nacional del PSOE a la candidatura conjunta al Senado con Compromís y Podemos para el 26J, al tiempo que ha indicado que el proceso de pacto "no acaba aquí, solo es un tramo más". "Cada uno tiene que asumir su responsabilidad y sus decisiones", ha manifestado.
Puig se ha pronunciado en estos términos este viernes a preguntas de los periodistas antes de visitar junto al alcalde de Valencia, Joan Ribó, los stands patrocinadores de la Primavera Educativa en el Museu Príncipe Felipe.
Cuestionado sobre por qué no ha asistido a la Comisión Federal de Listas del PSOE que ha aprobado por unanimidad las listas de los socialistas a las elecciones, Puig ha dicho que "lo importante es sólo la educación" y su responsabilidad "sin duda, es ser presidente de la Generalitat y hacer lo que corresponde" a su "obligación institucional".
A juicio del socialista, se trata de un "error" establecer "una cámara territorial -- el Senado-- sin representación de los territorios", por lo que ha defendido que "lo que hay que poner en valor en este momento es la España federal y nuestra pluralidad y diversidad". "No es uniforme digan lo que digan y se empeñen en lo que se empeñen, y lo razonable sería que el Senado lo refleje", ha reivindicado.
Sobre la propuesta de candidatura conjunta, ha destacado la intención de "visualizar la singularidad valenciana más allá de cualquier opción partidaria", y ha apuntado que se trata de una propuesta "buena para la Comunitat y para los progresistas".
No obstante, ha señalado que el proceso de candidatura conjunta "es un acuerdo de partidos, y éstos tienen sus órganos de decisión", por lo que ha reconocido que "ante unas elecciones, quien tiene que decidir es la Ejecutiva Federal".
"Más allá de esto, cada uno tiene su responsabilidad. Yo la asumo, pero lo que nunca voy a dejar es de plantear aquello en lo que creo. Nunca", ha subrayado.
"INTERFERENCIAS QUE NO HAN AYUDADO"
El secretario general de los socialistas en la Comunitat ha precisado que no cree "que el PSOE esté en contra de los valencianos, solo que cada uno toma las decisiones en función de sus parámetros" y que él puede hablar en base a su postura, "no a la de los demás".
Al mismo tiempo, ha indicado que "es cierto que en esta voluntad de acuerdo ha habido interferencias que no han ayudado", en referencia a "algunas declaraciones en momentos determinados".
"Evidentemente, cuando el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, hace un planteamiento general de alguna forma interfiere respecto a lo que se estaba planteando aquí", ha aseverado Puig, para puntualizar que no quiere "decir nada ni de Iglesias ni de Pedro Sánchez --candidato socialista--: Quiero hablar en positivo y demostrar que en esta Comunitat se gobierna con acuerdos plurales de progreso y que las cosas van bien".
"NO SE DAN LAS CONDICIONES"
Preguntado por cómo valora el rechazo a la candidatura conjunta, el también jefe del Consell ha indicado que "aquí no acaba nada, es un tramo más" y que "la España posible es una España plural", si bien ha defendido la necesidad de "hablar claro a los ciudadanos" y explicarles que "en este momento, no se dan las condiciones de ese acuerdo".
Así, cuestionado por si lamenta la situación actual, ha declarado que "más claro imposible, no estoy contento con esta decisión" y que "por supuesto" le "gustaría un acuerdo progresista por la Comunitat en el Senado".
"A VECES SE GANA Y A VECES SE PIERDE"
Por otro lado, inquirido por las fórmulas alternativas planteadas por Compromís y Podemos de presentar un candidato por separado al Senado para posteriormente sumar, Puig ha remarcado que es una alternativa que "tienen que decidir los partidos" y que como presidente del Consell no puede "ir más allá".
A su juicio, "lo que está claro es que las fuerzas que se presentan deberán competir por conseguir aquello en lo que sí estamos de acuerdo: reivindicar la mejora de la financiación, conseguir la inversión que merece la Comunitat y recuperar nuestra deuda histórica".
Por tanto, cree que "cada uno tendrá que defender la opción de progreso desde su posición" y que el Gobierno valenciano "desde luego está a favor de ella" mediante "diálogo" para conseguir "la visibilidad que merecen los valencianos".
De cara a las elecciones, el 'president' ha asegurado que actualmente "hay dos vertientes muy importantes en la sociedad española: pluralidad ideológica y territorial", sobre la que "cada uno tiene su visión".
"Yo tengo la mía pero no quiero decir que sea la única verdad, es mi posición política", ha remarcado, y ha apostillado que "la política son límites" y que "a veces se gana y a veces se pierde. Pero si crees en lo que haces y tienes convicciones, siempre ganas", ha aseverado.
LA EDUCACIÓN, "AMBICIÓN COLECTIVA"
Durante su atención a los medios, Ximo Puig ha reiterado que, en este momento, la educación es el "gran reto" y la "ambición colectiva" de la Generalitat, con el objetivo de que los niños "tengan el mejor futuro y asuman los valores de esta sociedad", para finalmente "situar a la educación pública donde le corresponde".
Lo ha relacionado con la aprobación este viernes por el Consell de la bajada de ratios en las aulas valencianas "todo lo que podamos y cada vez más" y con la celebración de la Primavera Valenciana como "río de educación y apuesta colectiva para resaltar la igualdad, la fraternidad y la honradez de los valencianos".