Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig descarta una "operación de derribo" del PSOE contra Sánchez si no mejora resultados

Prioriza un acuerdo con Podemos pero aboga por "hablar con todos, también el PP"
El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha descartado este miércoles una "operación de derribo" por parte de líderes del PSOE contra su secretario general y candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez, si no mejora los resultados del 20D en las próximas elecciones generales del 26 de junio.
"El resultado va a ser bueno y por lo tanto no habrá operación de derribo", ha destacado al ser preguntado por este asunto en un almuerzo-coloquio de Barcelona Tribuna organizado por 'La Vanguardia', AED y la Societat Econòmica Barcelonesa Amics del País, al que han asistido, entre otros, el expresidente de la Generalitat José Montilla, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull; el de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, y numerosos dirigentes socialistas.
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha apostado este mismo miércoles por un proceso de reflexión interna en el PSOE tras el 26J, y Puig ha evitado valorarlo y ha respondido que "cada uno tiene sus opiniones" y que las respeta.
Sobre los pactos postelectorales que debe priorizar el PSOE, ha dicho que prefiere buscar alianzas con Podemos, algo que él mismo ha llevado a cabo en la Comunitat Valenciana, aunque ha destacado que hay que "hablar con todos, también el PP".
"Lo peor es situarse en una fronterización que no nos lleva a ninguna parte. Hay que hablar, dialogar y encontrar soluciones", pero hay que ver en qué condiciones se traduce un posible pacto PSOE-Podemos.
En el caso de C's, ha apostado por "decirle que no se puede volver a fracasar ni estar muchos meses perdiendo el tiempo", en alusión a los intentos de fraguar un Gobierno que no logró suficiente apoyo en el Congreso.
También ha defendido de nuevo que el PSOE y Podemos concurran unidos al Senado "en clave valenciana" y ha apoyado que la dirección nacional del partido haya descartado esta posibilidad.
"Soy consciente de mis limitaciones y las cosas hay que plantearlas y si luego la mayoría decide que no, lo acepto", ha añadido, aunque ha insistido en que le hubiera gustado visibilizar una mayoría progresista en el Senado.
Sin esta candidatura PSOE-Podemos, "los senadores de valencia muy probablemente no representarán la mayoría que hay en el parlamento", ha lamentado.
También sobre el Senado ha destacado que ahora su función es absurda porque intenta mimetizar el Congreso de los Diputados en vez de funcionar como una organización de representación territorial: "España necesita que haya una cámara territorial de verdad".