Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig cree que las palabras del cuñado de Barberá "forman parte de la violencia de género, de la cultura machista"

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha apuntado este jueves en la sesión de control en las Corts que las palabras del cuñado de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, José María Corbín, "forman parte de la violencia de género, de esa cultura machista" que "hay que romper".
Así se ha pronunciado en respuesta a la pregunta de Podemos sobre la atención coordinada con los ayuntamientos en materia de violencia de género. Al respecto, ha dicho que "hay una cuestión de cultura de esta sociedad que en estos momentos es la que más nos lastra" y ha puesto como ejemplo que "ayer escuchamos a un abogado de la burguesía valenciana decir que si su mujer hubiera pagado mil euros a un partido le hubiera pegado bofetadas".
"Eso forma parte de la violencia de género, de esa cultura machista de la que desgraciadamente ninguno se libra; ha habido una cultura dominante machista en esta sociedad, ese es el problema real que tenemos: romper la cultura hegemónica machista".
Además, ha incidido que la violencia machista es el problema que "más nos debería ocupar, que más nos angustia" y ha destacado que el Consell ha aumentado el presupuesto para tratar esta cuestión, aunque sigue siendo "muy insuficiente, ciertamente", ha admitido, para recalcar que la lucha contra la violencia de género es un punto "fundamental" del Acord del Botànic que se va a cumplir y ha destacado que existe en las Corts una comisión de estudio sobre este tema para ver "cómo abordar directamente" esta lacra.
El portavoz de Podemos, Antonio Montiel, ha preguntado al 'president' por las medidas que existen para considerar como prioritaria la atención coordinada a la violencia machista después de constatar el déficit de medios que tienen muchos municipios en esta materia. Ha recalcado que una de cada cuatro muertes violentas en la Comunidad tiene como causa la violencia de género y ha resaltado, en este sentido, que existe "un grave problema como sociedad".
Tras la reforma de la ley de régimen local aprobada por el PP, y el decreto posterior del Consell para posponer la traslación de las competencias en materia de servicios sociales de los ayuntamientos a la Generalitat, Montiel ha pedido al Consell que no se desmantelen los servicios sociales municipales y ha puesto en duda que cada diputación "se lance por su cuenta" a combatir la violencia de género.
Puig ha asegurado que el Consell aprobará próximamente varios decretos para coordinar la actividad de las diputaciones en distintas áreas, incluida esta, y ha puesto en valor iniciativas como la red de ayuntamientos impulsada por el Ayuntamiento de Valencia para lograr espacios libres de violencia de género.
Por su parte, la vicepresidenta se ha referido al centro para mujeres de la calle Nàquera de Valencia, que se encuentra cerrado desde hace tiempo, y ha asegurado que la infraestructura "está bien" pero "no es solo abrir la puerta" porque hay que destinar personal, aunque ha confiado en que pueda abrirse en primavera, que según ha advertido "se alarga hasta junio".