Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigcercós fija un plazo máximo de 2 ó 3 semanas para pactar la financiación

El presidente de ERC, Joan Puigcercós. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha declarado hoy que el acuerdo con el Gobierno en materia de financiación debe llegar "en dos o tres semanas", y ha advertido de que, si no hay un "cambio radical" respecto a la propuesta actual, el Govern deberá "plantarse".
En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Efe, Puigcercós ha dicho que el acuerdo se tendría que cerrar en "dos o tres semanas" porque la negociación se está "degradando" y está "fatigando" a la ciudadanía, en lo que cree que forma parte de la "estrategia del Gobierno de Madrid".
El dirigente republicano ha explicado que con la remodelación del Ejecutivo central "se ahorrará tiempo" en la negociación, ya que el nuevo vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, es "el amo del cortijo, y quien decide en el PSOE", y así se evitarán "intermediarios".
Sin embargo, el presidente de ERC ha señalado que el Govern debe "decir basta" en el Consejo de Política Fiscal y Financiera cuando éste se reúna en mayo y si no hay un "cambio radical" por parte del Gobierno central.
Por el momento, ha explicado Puigcercós, "no se ha visto ningún papel" nuevo, sino sólo "palabras y humo".
Puigcercós ha asegurado que no debe dar "ningún miedo" quedarse fuera del modelo de financiación autonómica propuesto por el Gobierno, porque la bilateralidad "o te la ganas o no te la dan", en un momento en el que el PSOE precisa de apoyos parlamentarios en el Congreso.
En caso de que no haya acuerdo, Puigcercós ha instado a sus socios de Govern, el PSC, a utilizar su fuerza parlamentaria de 25 diputados en el Congreso de forma "coherente" con sus planteamientos y se desmarquen de los diputados del PSOE, porque "se está llegando a la pared y no hay más excusas".
"El PSC tiene la oportunidad para dar el paso, y lo tiene que dar, no puede continuar con esta disyuntiva. El problema no lo tiene el PSOE, con un proyecto español uniforme, sino el PSC, que se ha diferenciado y es quien debe tomar la decisión", ha afirmado el líder republicano.