Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont define a Cataluña como una "nación-diálogo" y ensalza el "pactismo catalán" frente al español

Cuestiona la capacidad y "coraje político" de los partidos de ámbito estatal para lograr un nuevo pacto constitucional
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha definido a su Comunidad Autónoma como una "nación-diálogo" y ha ensalzado el "pactismo catalán" frente al español, que "no ha sido capaz de pactar" ni siquiera para formar Gobierno.
"Reivindico el derecho a dialogar, a escuchar y a ser escuchado", ha dicho durante un discurso en los encuentros ¡Escolta Espanya, Escucha Cataluña! que se han celebrado este viernes en la Fundación Ortega-Marañón en Madrid. Al acto han asistido la exministra socialista Carme Chacón así como el exministro Eduardo Serra, que ha intervenido.
En esta línea, ha reivindicado el "pactismo catalán" que pacta "puertas adentro y con sí mismo" pero que, al mismo tiempo "quiere pactar puertas afuera": "No es que quiera, es que lo ha hecho y demostrado", ha manifestado, remachando: "Nos sentimos cómodos dialogando, no violentos".
El presidente autonómico ha asegurado que en Cataluña se sienten "dentro de la nación-diálogo": "Y nos gustaría encontrar a muchos otros pueblos y culturas políticas que compartieran esta misma base fundacional", ha subrayado, para después cargar contra la cultura política española
"PROBLEMA" EN LA CULTURA POLÍTICA ESPAÑOLA
Puigdemont ha cargado contra la actitud de las fuerzas políticas de ámbito estatal: "Nadie habla del pactismo español", ha incidido. En su opinión, en España las fuerzas políticas no ha sido capaces de "ceder, corresponsabilizarse o entender las razones del otro aunque no gusten".
De hecho, ha lamentado ese "problema" de la cultura política española contemporánea que, a su juicio, con los años "ha empeorado". Y en su opinión, la falta de "coraje político" se evidencia con "incapacidad" de los partidos de formar un Gobierno.
"Y si no hay capacidad de formar un Gobierno (*) ¿qué coraje puede haber para que se acometan reformas profundas como el nuevo pacto constitucional?", ha subrayado al respecto.
APORTACIONES DE LA POLÍTICA CATALANA
Asimismo, ha destacado el "orgullo" que supone lograr un pacto tras "ceder cosas" porque, según ha defendido, pactar supone "renunciar". De hecho, ha defendido que el catalanismo político ha realizado "siempre aportaciones políticas" para fortalecer "la cultura del pacto" y al "progreso español y la construcción europea". "Cataluña está en los valores fundacionales de Europa", ha añadido.
Con todo, Puigdemont ha dicho echar en falta el diálogo y, especialmente, "el coraje político para abordar las "discrepancias profundas". "Todo el mundo quiere dialogar y debe dialogar, pero si no va a acompañado de una actitud con voluntad de concreción y de aplicación de aquello dialogado y acordado es un ejercicio que puede conducir a nuevas frustraciones", ha advertido.
Según ha reclamado "la solución que debe existir entre el conflicto político español y catalán debe partir de la base del diálogo". Por este motivo, ha agradecido la celebración de estos encuentros para "construir soluciones" aunque ha dicho esperar que "no sean unas jornadas más" y que se transfiera al ámbito político el "conocimiento" de estas jornadas.