Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont cree que la UE aceptaría una Cataluña independiente: "Nada hace pensar lo contrario"

"Nos falta muy poco para poder hacer una declaración efectiva de independencia"
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha considerado este jueves que la Unión Europea aceptaría una Cataluña independiente y no permitiría que quedara en el excluida: "Nada hace pensar lo contrario".
"La UE no se ha posicionado oficialmente y ha tenido ocasiones para hacerlo, y el Estado español podría habérselo pedido y no lo ha hecho" porque no se podrá desoír a los ciudadanos de Cataluña si deciden ser independientes democráticamente, ha dicho en una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press.
Puigdemont no esperaba que los portavoces europeos le pusieran una "alfombra roja" y considera normal que algunos se hayan manifestado en contra de la independencia de Cataluña, pero estos pronunciamientos no pueden confundirse con el posicionamiento oficial de la UE.
"Como ha quedado demostrado en el caso del Brexit, la UE en particular y la comunidad internacional en general tienen una fabulosa capacidad de adaptación al medio y, si el medio cambia, se adapta", algo que también pasaría en el caso de Cataluña.
De hecho, ha explicado que la si UE "puede llegar a contradecir alguna de las bases fundacionales para que la Gran Bretaña siga" en ella, podría hacer lo mismo con una Cataluña independiente.
"Nada hace pensar que tenga que ser diferente en el caso de Cataluña cuando llegue el momento", que será en 18 meses aunque ha dicho que no quiere ser prisionero de un calendario.
El Govern trabajará en base al compromiso de los 18 meses pero "si en algún momento [el Estado o Europa] expresan algún tipo de propuesta u opinión, se escuchará, y si esto puede alterar el calendario, se hará", bien sea para reducirlo o para ampliarlo ligeramente.
Cree que "falta muy poco para poder tener la mayoría, para poder hacer una declaración efectiva de independencia" pese a que el Estado está poniendo todos los impedimentos que tiene a su alcance, y augura que la mayoría llegará por un proceso de decantación gradual.
"Estamos en el último campo base para hacer el ascenso al Everest" y para llegar a la cima hay que contar con más del 50% de los votos, por lo que el Govern trabajará por explicar e implicar el proceso a todos los ciudadanos para que se adhieran.
Preguntado por si lo mejor que puede hacer Cataluña es romper con España, ha descartado el verbo romper: "No me gusta, prefiero hablar de desconectar de una realidad que no podemos cambiar pese a que lo hemos intentado mucho".
REFERÉNDUM DE PODEMOS
Ensalza que Podemos proponga un referéndum para Cataluña pero no ve "posibilidad alguna" de que pueda materializarse porque depende de un pacto de Gobierno con alguno de los dos grandes partidos, PP y PSOE.
"Ha habido oportunidades muy buenas en todo este tiempo y nadie quiere hablar con Podemos", que a su juicio ha hecho la propuesta más firme y atrevida formulada jamás desde el Estado.
Ha explicado que no ha hablado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien llamará si vuelve a ser investido, y que confía en un encuentro cordial el domingo con el Rey Felipe VI durante la cena de inauguración del Mobile World Congres.