Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont apoyaría un Gobierno de cambio pero se prepara para un Ejecutivo del PP

Arrimadas afirma que a favor del 'Brexit' sólo esta el Govern, Trump y Le Pen
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado que el Govern y los grupos que lo sustentan darían apoyo a un gobierno alternativo al PP, pero como ven difícil que eso llegue a materializarse, avisa de que "hay que prepararse para una versión corregida y aumentada" del Ejecutivo popular.
Lo ha dicho este miércoles en la sesión de control al presidente de la Generalitat durante el pleno del Parlament, en respuesta al presidente de SíQueEsPot en la cámara, Lluís Rabell, que le ha emplazado a hacer un frente común en trono al referéndum desde Cataluña.
Rabell ha reconocido que los resultados del 26J no ayudan a la posibilidad de un Gobierno que pretenda realizar un referéndum acordado, pero se ha comprometido a seguir "bregando para conseguirlo".
Puigdemont ha agradecido el empeño del grupo de SíQueEsPot y, tras reconocer que antes de las elecciones las condiciones eran mejores para ese objetivo, ha afirmado: "Nos tenemos que preparar para una versión corregida y aumentada del PP a la que les pido que se sumen".
Tras ello, han mantenido un rifirrafe en el que Rabell ha afirmado que pese a los resultados electorales sigue siendo más factible un referéndum que la hoja de ruta independentista del Govern, y Puigdemont ha asegurado que, "para dificultades inalcanzables, la de un referéndum con un Gobierno del PP".
CUESTIÓN DE CONFIANZA
El presidente del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, le ha exigido que avance al mes de julio la cuestión de confianza a la que se someterá tras el verano y que presente un plan de gobierno para estos meses, y le ha preguntado: "¿Se irá de vacaciones sin haber presentado un plan de acción y la cuestión de confianza?.
Puigdemont le ha reprochado que el Govern y el presidente tienen derecho a hacer vacaciones, y le ha echado en cara que el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, podría comparecer en el Congreso, por su conversación con el presidente de la Oficina Antifrau de Catalunya (Oac), Daniel de Alfonso, antes de irse de vacaciones, algo que no hará porque la Cámara baja lo ha rechazado.
'BREXIT' CATALÁN
Puigdemont también ha mantenido un rifirrafe con la líder de C's en Cataluña, Inés Arrimadas, a tenor del 'Brexit', ya que para la líder de la oposición las consecuencias de la salida de Reino Unido de la UE ya se está viendo en "un país dividido, una bajada de la bolsa, la depreciación de la moneda y el anuncio de empresas importantes de cambio de sede social".
Por eso, ha interpelado a Puigdemont sobre si sigue pensando en el 'Brexit' como un referéndum y éste le ha replicado que "todo lo que represente una expresión de democracia" le parece bien.
El presidente ha considerado que los argumentos de Arrimadas son anuncios catastróficos y no la realidad: "Es cierto que ha sido un golpe para el mundo financiero pero hay vida más allá del mundo financiero".
TRUM, LE PEN
La líder de C's le ha criticado afirmando que su Govern es "el único que se alegra del 'Brexit', junto con el candidato republicano de Estados Unidos Donald Trump, la líder del partido ultraderechista FN Marine Le Pen, la liga norte de Italia".
Puigdemont, ha vaticinado que serán ellos los que coincidan con Trump y Le Pen el día que Cataluña consiga la independencia, y ha asegurado que los perjudicados con el 'Brexit' son los ciudadanos escoceses que "hicieron caso del voto del miedo en el referéndum de independencia para no salir de Europa y ahora no son independientes ni están en la UE".
Según Puigdemont, tras la decisión de Reino Unido, en adelante la UE tratará de persuadir a los Estados que quieran ingresar en Europa, un argumento que ha esgrimido para una eventual Cataluña independiente.