Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont, "muy escéptico" de poder negociar una consulta soberanista con el Gobierno central que salga de las urnas

Dice que se reunirá con representantes del Ejecutivo comunitario una vez se vea como queda el 'Brexit' y el nuevo Gobierno
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha admitido ser "muy escéptico" sobre la posibilidad de negociar una consulta soberanista con el Gobierno central que salga de las urnas aunque ha avanzado que buscará reunirse con representantes de la Comisión Europea una vez se vean los resultados del referéndum en Reino Unido sobre salida o no del país a la Unión Europea y la composición del nuevo Gobierno español.
"Soy muy escéptico y de los encuentros que he realizado con todos los líderes políticos. No extraigo la conclusión que este sea un problema solo de una persona o de un partido político", ha reconocido en declaraciones a la prensa en Bruselas, donde pondrá este miércoles broche final su primera visita al extranjero en respuesta a una invitación del Gobierno flamenco, preguntado si cree que será más fácil negociar una consulta independendista con un nuevo Gobierno.
Puigdemont ha lamentado "el sistema político en general en España, que no tiene por el momento capacidad de respuesta a una situación compleja" y ha recordado que "tampoco" ha dado respuesta a "la complejidad política española y no se van a poder evitar nuevas elecciones".
"No pueden formular ninguna propuesta ambiciosa, valiente en relación con la política catalana" en este contexto, ha dicho.
"El objetivo de esta visita no era hablar ni yo pedí tampoco hablar con ningún representante de la Comisión Europea porque no era el objeto", ha dicho, preguntado por qué no han buscado reunirse con algún representante del Ejecutivo comunitario para hablar de la situación en Cataluña.
"Cuando tenga interés en hablar se va a producir", ha explicado, recalcando que el diálogo con el Ejecutivo comunitario "seguro que va a ser también en interés de la parte europea" y ha podido "comprobar estos días y en las más de doce entrevistas" que ha mantenido con embajadores de otros países en España el "enorme interés exterior" en "saber qué está pasando en Cataluña".
"PASO A PASO"
Preguntado por si la reunión con el Ejecutivo comunitario será de aquí a finales de año o antes o después de las elecciones, Puigdemont ha explicado que hay que ir "paso a paso" dado que, primero, habrá que ver "cómo queda la Unión Europea después del caso 'Brexit'" y "qué respuesta da y cómo demuestra su capacidad de adaptación a los cambios y al realismo político a partir del referéndum del Reino Unido", así como "cuál es el Gobierno español" y "cuáles son las opiniones que pueden tener algunos gobiernos dentro de la Unión Europea y fuera de la Unión Europea".
"Paso a paso", ha defendido, al tiempo que ha recalcado el "mandato muy claro del Parlamento catalán" y el "compromiso muy claro y muy explícito" del programa de Gobierno catalán con el proceso soberanista.
"Cuando vayamos consolidando cada uno de los pasos previstos en algún momento, igual que hemos formulado desde el primer día de la declaración del 9 de noviembre, una invitación a la negociación y al diálogo con el Estado Español y con la Unión Europea, vamos a continuar formulando (propuestas)", ha explicado.
"Y cuando creamos o queramos que se tenga que producir un encuentro formal de trabajo (con la Comisión) pues lo vamos a pedir en estos términos, que no es lo que he venido a hacer estos días en Flandes", ha zanjado, al tiempo que tampoco ha aclarado quien sería su interlocutor y si cree que debe ser el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.
Puigdemont ha vuelto a criticar el sistema de financiación autonómica "absolutamente injusto" y el recalcado que "muchas" comunidades autónomas se han sumado a la crítica de Cataluña por el reparto "arbitrario" entre administraciones del objetivo de déficit que hace el Gobierno central.
"Nuestra experiencia nos invita a ser bastante, como mínimo, escépticos, ante la actitud del futuro Gobierno español", ha subrayado, preguntado por si cree que el nuevo modelo de financiación autonómica será más fácil de negociar con un nuevo Ejecutivo central, que ha recordado que "previsiblemente no ser va a constituir hasta septiembre".
LISTA ÚNICA ENCABEZADA POR MAS
De cara a las elecciones generales, el presidente de la Generalitat de Cataluña ha rechazado "entrar en cuestiones de partido", preguntado por su valoración de la posibilidad de que Artur Mas encabezara una lista única de CDC y ERC.
"Ya hice esta valoración hace unos días. Yo no entro en cuestiones de partido. Yo soy el presidente de la Generalitat, además pertenezco a un grupo parlamentario que se llama JxSí y mi misión es defender hasta el final nuestro programa de Gobierno", ha zanjado.