Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont ve positiva la ronda de reuniones con los líderes y promete "contactos permanentes"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha hecho este miércoles un balance positivo de la ronda de reuniones que en las últimas semanas ha celebrado con todos los líderes del Parlament, y ha prometido a partir de ahora "contactos permanentes" con todos los grupos.
Lo ha explicado en rueda de prensa la portavoz del Govern, Neus Munté, después de que el jefe del Ejecutivo catalán haya culminado esta tarde esta ronda de encuentros viéndose en el Palau de la Generalitat con el presidente de JxSí en la Cámara, Jordi Turull (CDC).
Munté ha dicho que hay puntos de conexión con todos los grupos y posibilidad de llegar a acuerdos, pero ha precisado que la CUP es el más próximo en virtud del pacto de estabilidad parlamentario que les une, y el PP el que le separa una mayor "distancia".
Así, el Govern insiste en que los anticapitalistas son el grupo prioritario a la hora de abordar la negociación del Presupuesto de 2016, que el Govern aún debe llevar a la Cámara, pero la Generalitat no cierra la puerta a negociar y buscar el apoyo de otros partido del Parlament.
Munté ha asegurado que hay varios temas que el Govern ve margen para aprobar con la oposición: el plan de choque social; hacer "frente común" en materia de infraestructuras; tramitar la ley de cambio climático; desarrollar la de formación profesional; impulsar la ley electoral o la unidad en la lucha antiyihadista.
"Los encuentros se han celebrado todos desde la cordialidad y la normalidad institucional y han sido fructíferos. Se han encontrado líneas de trabajo comunes para explorar", ha concluido Munté.
La ronda de contactos de las últimas semanas han llevado a Puigdemont de verse con la jefa de la oposición, Inés Arrimadas (C's); el líder del PSC, Miquel Iceta; el de SíQueEsPot, Lluís Rabell; el del PP en el Parlament, Xavier García Albiol; las diputadas de la CUP, Mireia Boya y Anna Gabriel, y el propio Turull.