Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pujalte llama a perseguir a quien haya usado mal las tarjetas de Caja Madrid pero recalca que era un mecanismo habitual

El portavoz económico del PP, Vicente Martínez Pujalte, coincide en la conveniencia de perseguir a los directivos y consejeros de Caja Madrid que utilizaron inadecuadamente las tarjetas que ponía a su disposición la entidad, pero también ha querido dejar claro que ese mecanismo era "práctica habitual" en las empresas y que seguro que algunos poseedores de esas tarjetas las utilizaron correctamente para gastos de representación de la entidad.
Pujalte ha sido preguntado en el Congreso por la petición de Fiscalía Anticorrupción de investigar a 86 consejeros de Caja Madrid y Bankia por haber utilizado tarjetas de la entidad para cargar gastos privados por un total de 15,2 millones de euros entre los años 2003 y 2012.
TAMBIÉN LOS SUPERVISORES
Según ha explicado, la existencia de esas tarjetas para gastos de representación era "una práctica conocida por Hacienda, el Banco de España y la opinión pública, y entiende que debe perseguirse a aquellos que las utilizado mal y que deben exigirse explicaciones a aquellos que tenían la responsabilidad de supervisar el uso de esas tarjetas
"Hay que pedirles responsabilidad a quien lo haya hecho mal --ha indicado--. Que todos justifiquen y que se sepa si lo han utilizado bien, y el que no lo hiciera bien, que responda ante la Justicia y que lo devuelva".
Ahora bien, también recuerda que el uso de estas tarjetas es anterior al año 2000 y está convencido de que "seguro que algunas de las personas que recibieron esos gastos de representación, los utilizaron adecuadamente".
Por eso, cree que habrá que reflexionar si las empresas sociales, como las cajas o las cooperativas, debe contar con estos instrumentos para sufragar gastos de representación sin justificar. "Y si no pueden existir, que se quiten en todas las empresas".