Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Queman el coche de una chica que dice haber participado en fiestas de Berlusconi

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. EFE/Archivotelecinco.es
Unos desconocidos incendiaron hoy el coche de Barbara Montereale, una de las jóvenes que aseguran haber participado en las fiestas del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.
Los hechos tuvieron lugar poco antes de las cinco de la mañana, ante la residencia de la joven en la localidad de Modugno, en la provincia de Bari, cuando el Honda Jazz de la joven fue rociado con gasolina e incendiado.
El diario italiano "La Repubblica" señaló hoy en su edición digital que se trata de un suceso "de perfil oscuro" y que por el momento se desconoce quién ha sido el responsable de los hechos.
El nombre de Barbara Montereale salió a la luz hace unos días a raíz de unas conversaciones grabadas por otra de las jóvenes que aseguran haber recibido dinero para asistir a dichas fiestas, Patrizia D'Addario.
Las grabaciones corresponden a conversaciones de D'Addario con el empresario Gianpaolo Tarantini, que se encargaba de reclutar mujeres para las fiestas del primer ministro, y con Barbara Montereale.
En declaraciones hoy al canal de televisión por satélite italiano SKYTG, Montereale manifestó que desconoce quién ha podido incendiar su coche y explicó que aceptó los regalos del primer ministro debido a su precaria situación económica.
Por otro lado, Berlusconi se refirió hoy a la polémica que han levantado las declaraciones de estas jóvenes sobre las que todos los días la prensa aporta nuevos datos.
"Estoy hecho así y no cambio. Si me quieren así, me quieren. Y los italianos me quieren, tengo el 61 por ciento de popularidad, el récord absoluto de Occidente. Me quieren porque me sienten bueno, generoso, sincero, leal, que mantengo las promesas", aseguró.