Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quintana propone una "nueva relación" con el PSOE para ser "alternativa fuerte" al PP

El vicepresidente en funciones de la Xunta de Galicia, Anxo Quintana, que ayer presentó su dimisión como líder del BNG, propuso hoy una "nueva relación" con el PSOE basada en el "respeto y el reconocimiento mutuo" con el fin de construir una "alternativa seria y fuerte" al PP.
En una entrevista en la Cadena Ser y según un comunicado de esta emisora, Quintana aseguró que "la alternativa al PP en Galicia va a ser una alternativa a dos, y la vamos a tener que fomentar desde PSOE y Bloque" y "lo que no hicimos en estos tres años y medio" pues "lo tenemos que hacer ahora", precisó.
Por ello, entonó el "mea culpa" antes de insistir en que "al PP no le podemos dar una segunda victoria, derrotó al Gobierno y ahora quiere derrotar la alternativa", y por eso insistió en defender la "cultura de la coalición".
Tras presentar ayer su dimisión como portavoz nacional del BNG, Quintana reconoció que no sería lógico que él asumiera el cargo de portavoz del grupo parlamentario a partir de abril, por lo que dejó esa responsabilidad en manos del partido.
Sobre el Consello Nacional celebrado ayer explicó que de él salió "una hoja de ruta que todos nos comprometemos a respetar" y "hemos puesto la primera piedra para volver al Gobierno".
Además, abogó por buscar "nuevos referentes" en el nacionalismo gallego y recalcó que "el compromiso es trabajar entre todos para tener una ejecutiva de consenso".
En cuanto al abandono de Movemento Pola Base, Quintana dice que "son sólo algunos compañeros, es un tema que lamento y respeto".
Ante los anuncios en diversos ámbitos, entre ellos acabar con las galescolas, realizados por el futuro presidente de la Xunta, el popular Alberto Núñez Feijóo, el dirigente nacionalista los atribuyó a su "fanatismo partidario" y los considero un "error" porque "no fastidia al BNG" sino a familias y empresas.