Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quiroga defiende una Euskadi "no amarrada a los debates patrioteros" y pide al PNV que deje de jugar al victimismo

Dice que el PP "se ancla al Estatuto" y reclama a los jeltzales que no "mareen con nuevos pactos"
La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ha defendido una Euskadi "no amarrada a los debates patrioteros" y, tras subrayar que su partido "se aferra al Estatuto", ha pedido al PNV que "deje de jugar al victimismo".
Quiroga ha realizado estas manifestaciones en Gernika donde se ha celebrado un acto con cargos del partido para conmemorar el 35 aniversario de la aprobación del Estatuto de Autonomía.
La dirigente del País Vasco ha iniciado su discurso aludiendo a las "contradicciones" que se dan en la política vasca, donde el Gobierno vasco no celebra este fecha, pese a que "el 75% de la ciudadanía vasca se muestra satisfecha con el Estatuto de Gernika"
En cambio, según ha apuntado, su partido sí quiere celebrar el Estatuto de Autonomía y ponerlo en valor porque ha permitido "alcanzar el mayor nivel de desarrollo y autogobierno que han tenido los vascos en toda su historia".
"Y quienes nos dedicamos a esto de la política, quienes tenemos responsabilidades ante los ciudadanos, tenemos la obligación de decir la verdad y ser realistas. Tenemos la obligación de llamar a las cosas por su nombre, que es lo que no hace el lehendakari ni su Gobierno. Y reconocer por qué estamos hoy aquí", ha apuntado.
En concreto, ha apelado a decir, "sin ambigüedades" y, "sin cambiar la historia", que "si hay algo que une a los vascos" y que, si hoy se puede hablar de autogobierno, es "gracias al consenso entre diferentes, al pacto, a la lealtad no siempre mantenida" y al Estatuto de Gernika.
"¿Qué pacto, qué consenso, que fórmulas de encuentro encajan mejor entre la pluralidad vasca? ¡Ninguno! El Estatuto es la Euskadi institucional, la de verdad. La Euskadi global, la del siglo XXI, la que avanza, la Euskadi no amarrada a los debates patrioteros, la Euskadi que se distancia de esos políticos incapaces de asumir y asimilar los nuevos tiempos", ha apuntado.
Quiroga ha defendido que la sociedad vasca necesita "nuevas ideas y dejar de mirar atrás" y cree que el lehendakari, Iñigo Urkullu, deberá explicar a la sociedad vasca "qué papel juega Euskadi en el Siglo XXI".
"DERECHO A DECIDIR"
A su juicio, la reclamación permanente del derecho a decidir, la búsqueda de un nuevo pacto "no son planteamientos sin consecuencias sociales" y ha añadido que "todo ese juego daña la legitimidad institucional" y "daña a la solidez del marco estatutario, a lo único que hace posible la existencia de un sujeto político llamado Euskadi, sociedad vasca".
Tras afirmar que, "así no se consigue estabilidad alguna", ha indicado que el PNV "puede jugar con su estrategia partidista pero no puede jugar con el futuro del conjunto de los vascos y es necesario definir las cartas".
"Es un momento de política con mayúsculas, de política de Estado y no de política de partido. Es un momento de intereses generales y no de intereses partidistas. Estamos en un momento crucial para el futuro de la sociedad vasca y no estamos para eufemismos", ha agregado.
Por lo tanto, cree que hay que decir claramente a los vascos "qué ofrecemos cada uno y cuál es el modelo para el País vasco" y ha indicado que su oferta a los vascos "está dirigida a la Euskadi del siglo XXI", la Euskadi "respetada y admirada, sin conflictos sentimentales sobre si soy más o menos español" y la "Euskadi moderna que supera etapas horribles, que se levanta y da ejemplo".
En este sentido, tras asegurar que su partido "se ancla en el Estatuto de Gernika", ha asegurado que la gente no está para que le "hagan perder" el tiempo ni para que le "mareen con nuevos pactos" porque "no es posible superar hoy el consenso, la transversalidad y el alcance de dos grandes acuerdos: el constitucional, que recoge y ampara la soberanía de los tres territorios históricos vascos a través de la disposición adicional, ni el gran acuerdo del Estatuto de Gernika".
"El Gobierno vasco lo sabe pero no quiere reconocerlo ni celebrar este día. Otra cosa es que avancemos, que mejoremos, que desarrollemos al máximo todo nuestro nivel competencial. En definitiva, lo que veo es que el PNV no quiere definirse, quiere alargar este culebrón y jugar a un victimismo que creo sinceramente ya no sirve", ha añadido.
Quiroga cree que van a estar encima de la mesa "dos modelos diferenciados", el de "quienes quieren romper y el de quienes queremos caminar juntos". "El PP vasco es un partido vasco que apuesta por el mayor desarrollo del autogobierno y por la Constitución. Estoy convencida de que los vascos también apuestan por eso", ha apuntado.
La dirigente del PP vasco ha señalado que su partido defiende "una Euskadi abierta, sujeta a sus tradiciones pero flexible y abierta al futuro de colaboración". Además, ha destacado la necesidad que existe de "cohesión", de "unidad en la diversidad" y de "compartir una visión plural del futuro que queremos construir".
Quiroga ha indicado que, sobre la base de la tradición y la historia, su partido reivindica y "se aferra" el Estatuto de Gernika, "la unión de los vascos", porque es la "plataforma de desarrollo y apertura"
La presidenta de los populares vascos ha señalado que, 35 años después de la aprobación del Estatuto de Gernika, ha llegado "el momento de alcanzar la madurez política".
"Madurez que sí expresa la sociedad vasca, madurez que asume el PP vasco para que la política vasca deje de mirar de reojo, deje de quejarse y conduzca su futuro con todo lo que tenemos que es mucho, madurez para abandonar ya el cálculo político, madurez para dejar de ser un problema el vasco, como dicen los nacionalistas y al mismo tiempo, madurez para ofrecer soluciones", ha añadido.