Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quiroga (PP) dice que no le gustaron las palabras de Rouco Varela sobre la guerra civil en el funeral de Suárez

La presidenta del PP del País Vasco, Arantza Quiroga, ha afirmado que no le gustaron las palabras del cardenal Rouco Varela de este pasado lunes durante el funeral de Estado celebrado en el Palacio de la Almudena, en Madrid, por el expresidente del Gobierno español Adolfo Suárez, en las que animó a seguir el ejemplo de Suárez para garantizar la concordia de los españoles "y sus comunidades históricas" y superar las actitudes que "pueden causar" una guerra civil.
En declaraciones al programa "Julia en la Onda", de Onda Cero, Quiroga ha señalado que "cuando uno tiene un micrófono delante, tiene que ser muy responsable y cuidadoso de lo que dice". "España es una democracia. Quererlo llevar a una situación de guerra civil no me gusta nada escuchar esas cosas. No me han gustado sus palabras, sinceramente", ha añadido.
Respecto a si la convivencia en el País Vasco ha mejorado, Quiroga ha señalado que ETA no va a cambiar "de la noche a la mañana, pero la situación es diferente, es distinta, porque ya no matan".
Según ha recordado, en el País Vasco "el odio se ha impuesto durante mucho tiempo, pero poco a poco iremos superando eso y los que han causado tanto daño tienen que reconocer ese daño". "Tenemos que dar un paso adelante, sabiendo que la democracia tiene que ser capaz de rematar este conflicto. La democracia tiene que pilotar este final de ETA", ha agregado.
Preguntada por la destitución del gerente del PP vasco, la dirigente popular ha explicado que "cualquier responsable que llega a un puesto de dirección toma determinadas decisiones. Se buscan perfiles distintos y este es el motivo. Nada más".
Tras rechazar que esté haciendo "limpieza" en el seno del partido, ha asegurado que trata de tomar decisiones y espera que sean "las más acertadas" para colocar al Partido Popular en una mejor situación, con más respaldo de la sociedad vasca. "Hay que adaptarse a las nuevas necesidades. Como estemos mirando para atrás, nos equivocaremos", ha advertido.