Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quiroga espera que Rajoy y Urkullu se reúnan cuanto antes para poner en marcha la operación de liderar el fin de ETA

Cree que, desde hace unos años, "hay una campaña por tierra, mar y aire para poner en 'solfa' la determinación contra ETA" de Rajoy
La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, espera que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, se reúnan cuanto antes para "poner en marcha la operación" de liderar el fin de ETA, en la que también debería estar el Partido Socialista. En este sentido, cree que el lehendakari "da bandazos" y le ha advertido de que se equivocará si busca "el rédito político y la cuenta de resultados".
En una entrevista concedida a 'Los Desayunos de TVE', recogida por Europa Press, Quiroga considera que, "por intereses", desde hace unos años, "hay una campaña por tierra, mar y aire para poner en 'solfa' la determinación contra ETA" del Gobierno de Mariano Rajoy.
Por ello, ha pedido unidad para "reivindicar" que se ha derrotado a ETA, porque "no se sostiene" que, llegado este momento, se afirme que la banda "ha ganado porque está en las instituciones". En esta línea, ha recordado que Herri Batasuna (HB) estaba hace muchos años en el Congreso.
La máxima representante del PP vasco ha considerado que, en estos momentos, hace falta liderazgo político y ha señalado que el Gobierno de Urkullu "da bandazos". "Se equivocará aquel que crea que en el final de ETA hay un rédito político y que esté dando pasos ahora buscando la cuenta de resultados", ha aseverado.
A su entender, "en este momento, hay que tener altura de miras y la grandeza suficiente como para saber que los únicos beneficiarios de todo este final y de los movimientos que hagamos, tienen que ser la sociedad vasca y española, que son los que, durante todo este tiempo, han tenido claro que solo con la Ley y la democracia se podía vencer a la banda terrorista", ha afirmado.
La dirigente popular ha insistido en que el PNV "se equivocará si lo que está buscando es el rédito político" y espera que, "cuanto antes", se reúnan el lehendakari y el presidente del Gobierno porque, "cuanto antes, hay que poner en marcha toda esta operación de ser capaces de liderar este fin de ETA".
Para la presidenta del PP vasco, Iñigo Urkullu "debería estar ahí y sería bueno que estuviera". "Pero cada uno es responsable. También es fundamental la presencia del Partido Socialista porque las fuerzas democráticas son las que tienen que liderar" y reivindicar, "entre todos, unidos, para reivindicar la gran victoria de la democracia vasca y española".
"Estamos en un momento en el que estamos derrotando a la banda terrorista ETA y resulta que los que hemos hecho todo ese camino para que la banda terrorista esté en ese momento, no estamos reivindicando la gran victoria de la democracia. Éste es el momento y tenemos que hacerlo ya", ha aseverado.
Arantza Quiroga ha manifestado que hay que avanzar "en ese escenario soñado por todos y en el que muchos hemos dejado la vida y muchas cosas por el camino".
POLÍTICA DE DISPERSIÓN
La líder de los populares vascos ha afirmado que la política de dispersión "es una medida eficaz y, además, el mundo de ETA sabe perfectamente que, en el momento en el que la banda se disuelva, deja de existir ese condicionante, y ellos pueden ir a la vía de la reinserción". "Es una decisión individual de cada uno de ellos en la que se vea claramente que han abandonado esa dirección de la banda terrorista", ha añadido.
Preguntada por si se entiende desde Madrid cuál es la realidad del día a día en Euskadi, Arantza Quiroga ha considerado que no, por "muchas cosas" que escucha. "No se entiende, ni tampoco hay mucho interés, a veces, por entender o querer saber qué es lo que está pasando. Quizá se está más cómodo en el 'esto sigue igual', pero no es verdad, no sigue igual", ha aseverado.
En esta línea, ha considerado que "corremos el peligro de que aquellos que más daño han hecho a la sociedad vasca y a la española sean los que ahora mismo puedan rentabilizar el final de ETA, y sería imperdonable".
"La historia no nos perdonaría que, en este momento, después de la lucha de tanto sufrimiento, no fuéramos capaces de ver este momento, y eso no significa ni renunciar a los principios ni darle nada a ETA, absolutamente nada, porque la sociedad vasca y la democracia española no le deben nada a ETA, y ETA sabe que no va a recibir nada", ha apuntado.
Por ello, ha instado a ser capaces de "liderar esto, cerrarlo definitivamente y que no se vuelva a repetir" después de "tantas personas asesinadas, tantos sufrimientos y tantas vidas rotas".
Tras considerar que esto "será difícil de cerrar para algunas personas", ha subrayado que "ahí está el liderazgo de la democracia y la responsabilidad" de quienes están al frente de partidos e instituciones.
VÍCTIMAS
Quiroga ha asegurado que comprende el dolor de la víctimas, pero ha considerado que "en la vida siempre hay un momento en el que hay que decir 'basta'". "El pasado jueves el PP reunió en el Kursaal a más de 300 personas que han luchado y siguen luchando por la democracia en Euskadi", ha añadido.
En esta línea, ha recordado que en primera línea se encontraban compañeros del PP. "A uno le habían reventado una bomba en su casa, a otro le han quemado el coche, a otro que le echaron del trabajo, otro ha vivido solo, otro que después de años dedicado al PP como concejal, ahora no tiene ni siquiera una pensión ", ha apuntado.
Según ha explicado, "ésa es la realidad del PP vasco, y no otras, no una especie de mitología que también se ha querido crear en torno a lo que es el PP vasco". "Ésa es la realidad de las personas que están ahí, dando la cara, y que, a veces, se sienten muy dolidas por algunas manifestaciones que se hacen", ha indicado.
La presidenta del PP vasco ha afirmado que ella entró en el PP hace 19 años, cuando tenía 21 años, y ha conocido, al igual que el resto de vascos, "una ETA muy distinta, que estaba perfectamente organizada, que tenía un poder importante, que atemorizaba, que asesinaba".
"COMO LOS DIEZ NEGRITOS"
"Estábamos como los diez negritos. No sabíamos quién iba a ser el siguiente que iba a ser asesinado. Esa situación ha cambiado gracias a que un día, liderado también por un Gobierno del PP, nos conjugamos todos a decir: 'acabamos con ETA, no es verdad que sea imbatible y podemos acabar con ella con la Ley en la mano'", ha apuntado.
La representante popular ha destacado que ahora "ese mundo necesita hacer diferentes actos, como el de Durango, a la semana siguiente otro actito de no sé qué, porque necesita revertir esa situación en la que es evidente su derrota".
"¿Alguien me puede decir que sea cierto que todo esto ETA lo ha hecho para volver a las instituciones, cuando ya tenía representación en el Congreso de los Diputados HB?. Por favor, ¿pero por qué todas estas cosas no somos capaces de decirlas? Tienen mucho más fuerza cuando se dicen desde instituciones y gobiernos", ha apuntado.
A su juicio, también ahora hay que saber explicar a la sociedad vasca "en qué momento está ETA y el gran logro de todos estos años". "Habrá que hacer una labor de pedagogía, buscar personas valientes que sean capaces de ver esto. Yo, a veces, comparo estos momentos con los que se hablaba de santuarios de ETA, que no se la podía vencer y ahí se hizo una pedagogía, y se nos enganchó a todos nosotros en esa lucha contra el terrorismo y por la libertad".
"Ahora, llegamos a este momento y se nos dice que quien ha ganado es ETA porque está en las instituciones. Por favor, esto no se sostiene", ha subrayado.
A su juicio, "desde hace unos años hay una especie de campaña por tierra mar y aire para poner en 'solfa' la política antiterrorista y la determinación contra ETA del Gobierno de España y muy concretamente de Mariano Rajoy" porque existen "intereses", aunque ha admitido que también hay personas que "no quieren evolucionar". "Pero nuestra obligación es evolucionar", ha concluido.