Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Aznar rima con no estar"

Mariano Rajoy ha pedido más competencia y menos intervencionismo para frenar la crisis. FOTO: www.cadenarser.comtelecinco.es
"A mí no me ha puesto al frente del PP ni una organización ni tampoco una empresa multinacional, sino los militantes", ha explicado Mariano Rajoy para defender su reelección al frente del Partido Popular.  "El marianismo es neutralidad democrática del Partido Popular. Y también centro, mujeres, diálogo y futuro", ha subrayado Rajoy.
Rajoy ha aceptado un juego de rimas durante la entrevista. Sobre Aznar ha asegurado que rima con "no estar". Los actos del ex jefe del Ejecutivo en los últimos días han levantado dudas sobre el apoyo que podría dar al proyecto de Rajoy. A pesar de ello, el líder de la oposición ha descartado las palabras molestar y colaborar en relación a Aznar.
El actual presidente de los populares está convencido de ganar las próximas elecciones generales. "Me veo en 2012, estoy muy animado", ha apuntado antes de recordar que obtuvo el 84 % de los votos a favor en el Congreso de Valencia frente a un 15 % de votos en blanco. El líder de la oposición ha explicado que tiene que defender su programa "y convencer a más personas".
Una legislatura de problemas reales
La pasada legislatura fue la de la crispación y los encarnizados debates en materia territorial. Lejos de disputas estériles, Rajoy ha afirmado que lo que le "preocupa de verdad es que esta legislatura no sea como la anterior. Tiene que ser la de los problemas reales". La economía y la inmigración serán las prioridades en la política del Partido Popular desde la oposición.
El líder de la oposición ha explicado las medidas que él aplicaría para paliar la crisis. Reducción del gasto público, trasladar un mensaje de confianza a las PYMES, reducir el impuesto de sociedades y ayudar a los que pagan los intereses de las hipotecas para fomentar el crecimiento de la economía y reducir la desaceleración. También ha añadido otras dos recetas: menos intervencionismo y más competencia.