Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice creer que Camps "pagó sus trajes" y defiende su honestidad

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha reiterado su defensa de la honestidad del president de la Generalitat, Francisco Camps, y ha asegurado creer que él "pago sus trajes", en relación al delito de cohecho que se le imputa dentro del caso Gürtel.
En declaraciones a TVE, recogidas por Efe, el líder del PP se ha referido a Camps como una persona "honesta y honrada" que no cree -ha dicho- que se vaya a vender por unos trajes.
"Creo que él pagó sus trajes", ha añadido Rajoy, quien se ha referido también al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, para pedir que no se ponga en tela de juicio su honorabilidad cuando ningún tribunal lo ha condenado.
Por otra parte, ha asegurado que no se plantea las elecciones europeas como una reválida y ha recordado que no está en la situación del primer ministro británico, Gordon Brown.
Rajoy ha confesado sentirse "tranquilo y equilibrado" en esta recta final de la campaña, que, a su juicio, no está siendo ni más "áspera" ni "dura" que otras.
No obstante, ha destacado "determinado tipo de frases", los vídeos socialistas o la "muy dura" carta enviada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a los electores, en la que se criticaba al PP.
Sobre las declaraciones de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, sobre Zapatero y Barack Obama, y del portavoz del PP madrileño, Juan José Güemes, sobre los "brotes verdes" de la economía, Rajoy las ha calificado de "anécdotas" y ha lamentado que debates importantes como el papel de BCE o el libre comercio no tengan reflejo en los medios.
Rajoy ha eludido pronunciarse sobre las declaraciones del cardenal Antonio Cañizares y del arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, sobre el aborto, porque él -ha dicho- "no es un comentarista" y su labor consiste en fijar posiciones.
Sobre lo que sí se ha pronunciado el líder del PP es sobre las críticas del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, a la seguridad del ex presidente José María Aznar, para considerar que no estuvo "afortunado" en sus palabras.
Ha añadido que él no va a preguntar en el Parlamento cuántos escoltas llevan el propio Zapatero, el ex presidente Felipe González o algunos ministros.