Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy defenderá mañana en Cataluña un Gobierno fuerte frente al reto independentista y atacará los guiños de Sánchez

Esta visita se produce tras el cruce de acusaciones entre Gobierno y PSOE, que pone en peligro su unidad frente al independentismo
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, defenderá este sábado en Cataluña la necesidad de un Gobierno fuerte y estable para hacer frente al reto independentista, en un momento en que Junts pel Sí y la CUP han iniciado los trámites de las llamadas leyes que consideran claves para "arrancar la república catalana".
Esta visita de Mariano Rajoy a Cataluña --en la que presidirá la Junta Directiva Regional del PP en esta comunidad-- se produce tras el último cruce de acusaciones de los últimos días entre Gobierno y PSOE, que pone en peligro la unidad que habían mantenido hasta ahora frente al desafío secesionista.
El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, se ha quejado de que un Ejecutivo que está en funciones no le consulte los últimos recursos ante el Tribunal Constitucional. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría le ha recriminado que llevan tres semanas informando en público de las actuaciones que van a llevar a cabo y que en todo este tiempo no ha demostrado "interés".
Además, el Gobierno recrimina al secretario general del PSOE que haya cedido senadores a ERC y Democracia y Libertad, que "promueven" la independencia, sin consultarlo al Gobierno de PP, unos pasos que interpretan como un "guiño" de cara a su investidura.
Sáenz de Santamaría ha emplazado este viernes a Pedro Sánchez a explicar ese posible apoyo, abstención o ausencia de los independentistas ante su investidura porque hay "muchos votantes socialistas" que lo quieren saber. Es más, ha advertido que si eso se produce supondría "otra gran debilidad" del Ejecutivo de Sánchez que podría llevar a romper la unidad de los constitucionalistas frente al independentismo que se ha mantenido hasta ahora.
DEFENSA DE LA UNIDAD DE ESPAÑA
Este sábado, Rajoy volverá a hacer hincapié en el discurso del PP en defensa de la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de los españoles. Durante la Junta Directiva Regional del PP de Cataluña que se celebrará en Barcelona estará acompañado por el presidente del Grupo Popular del PPC en el Parlamento catalán, Xavier García Albiol, y la presidenta regional, Alicia Sánchez-Camacho.
Este apoyo de Rajoy al PP catalán se producirá tres días después de que JxSí y la CUP hayan registrado en el Parlament tres peticiones para crear las ponencias de las tres leyes que consideran clave para "arrancar la república catalana": hacienda propia catalana, seguridad social propia y régimen jurídico catalán.
El impulso de estas leyes se recogía en la resolución independentista que el Parlament aprobó en noviembre de 2015 --que luego anuló el Tribunal Constitucional--. La CUP ha argumentado que quiere impulsar las leyes desde ponencias parlamentarias para que todos los grupos participen en la elaboración de las normas, aunque varios de ellos se opongan a la independencia.
EL ESTADO Y LA LEY, "NO ESTÁN EN FUNCIONES"
Este viernes, el Consejo de Ministros ha aprobado este viernes plantear en el Tribunal Constitucional un conflicto de competencias contra la Generalitat de Cataluña por la creación del Departamento de Asuntos Exteriores, al entender que la política internacional es competencia exclusiva del Estado.
Y el pasado lunes, el Gobierno ya planteó ante el TC un incidente de ejecución de sentencia dirigido a impedir la actividad de la Comisión de Estudio del Proceso Constituyente creada el pasado día 28 por el Parlamento de Cataluña.
Según subrayó Rajoy este jueves, aunque el Gobierno está en funciones, no lo están ni el Estado, ni la Constitución ni la ley, y se tienen que defender de los "ataques".