Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que sobre Cataluña "habrá que hablar" pero recalca que él no lo hará sobre la unidad nacional y la soberanía

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que sobre Cataluña "habrá que hablar" pero ha querido subrayar por si "alguien no lo tuviera claro" que él no negociará sobre la unidad de España, la igualdad de los españoles o la soberanía nacional.
"Pienso que habrá que hablar pero quiero dejar clara una cosa por si alguien no lo tuviera: yo no voy a hablar de la unidad nacional, la igualdad de los españoles o la soberanía nacional", ha manifestado, para recalcar que la persona que vive en Burgos "tiene derecho a opinar sobre lo que pasa en cualquier parte de su país".
"Eso es España y eso es la soberanía nacional. Entonces lo que sea España lo tienen que decidir todos los españoles", ha abundado Rajoy durante una conferencia-coloquio organizada por el Diario de Burgos, tras visitar las fábricas de Campofrío y Navidul.
Preguntado qué va a hacer para evitar la declaración de independencia de Cataluña tras los incumplimientos de los fallos del Constitucional, Rajoy ha defendido la "prudencia" como una de las cualidades a las que deben aspirar todos los gobernantes y a ella ha añadido la "firmeza". "La firmeza y la prudencia son compatibles", ha enfatizado.
En este punto, ha señalado que algunos le criticaron en su día por su gestión ante la consulta en Cataluña del 9 de noviembre pero, a su juicio, actuó "con sensatez". "Hicimos lo que teníamos que hacer en aquel momento", ha apostillado.
DEFIENDE LA EDUCACIÓN CONCERTADA
Por otra parte, el jefe del Ejecutivo ha salido en defensa de la educación concertada y ha criticado las "decisiones increíbles y atentatorias" contra la libertad de la gente que se están tomando en algunas comunidades autónomas como Valencia. A su entender, "lo más importante" que tiene un padre y una madre son sus hijos y deben tener "derecho" a elegir la educación que quieren para ellos.
En cuanto a por qué no hay un pacto educativo, el presidente del Gobierno en funciones ha señalado que "a lo mejor algunos" tienen una posición "radicalmente diferente" pero ha añadido que "al menos" deberían ponerse de acuerdo en aquellas cosas en las que pueden ponerse de acuerdo.