Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que acude al Corpus Christi "como católico" y "respetando viejas tradiciones"

Asegura que es una fiesta religiosa y cultural "muy querida por los españoles"
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado que acude a presenciar la procesión del Corpus Christi de Toledo "como católico", y "respetando viejas tradiciones", al tiempo que ha defendido que "todos los españoles sienten el Corpus como muy suyo".
En declaraciones a los medios en la Delegación del Gobierno de la capital, desde donde ha visto la procesión del Corpus Christi de Toledo, ha explicado que ha asistido a esta festividad en Toledo tres veces en su vida.
"Es una fiesta de gran tradición. En nuestro país es una fiesta religiosa pero también una fiesta cultural muy querida por los españoles. Estamos aquí respetando viejas tradiciones de nuestro país. Yo estoy aquí también como católico", ha añadido.
"TODOS LOS ESPAÑOLES LO SIENTEN COMO MUY SUYO"
Dicho esto, ha comentado que a su llegada se ha encontrado con gente de muchos lugares, como Santiago de Compostela, Lugo o Valencia, lo que, a su modo de ver, demuestra que "todos los españoles lo sienten como muy suyo".
Así las cosas, el presidente en funciones ha defendido que el Corpus es algo muy especial en la ciudad de Toledo, lugar de "gran talento, tradición y futuro".
Junto a Rajoy, han disfrutado de la procesión del Corpus el ministro en funciones de Justicia, Rafael Catalá, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y la secretaria general del PP y presidenta de esta formación en la región, María Dolores de Cospedal.
Fue en el Corpus Christi de 2010 cuando tanto Rajoy como Cospedal disfrutaron de la procesión toledana, acompañados por sus respectivas parejas, desde un balcón de la toledana Plaza de Zocodover.