NACIONAL

Mariano Rajoy premia a Alberto Ruiz-Gallardón con el Ministerio de Justicia

Tras 16 años como presidente y alcalde con mayorías absolutas

El hasta ahora alcalde Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha alcanzado su objetivo y se convertirá en ministro de Justicia en el primer Gobierno de Mariano Rajoy, tras 16 años ocupando cargos de responsabilidad en Madrid -de 1995 a 2003 en la Comunidad y, a partir de entonces, en el Ayuntamiento- y varios sinsabores en el camino hacia la política nacional.

Que el 'popular' deseaba jugar un papel en el futuro del país no era un secreto para nadie. El mismo Gallardón se encargó de dejarlo claro cuando, en el verano de 2007, pidió públicamente ir en las listas con las que el PP concurrió a las elecciones generales del año siguiente.

Sin embargo, Rajoy decidió dejarle fuera de la candidatura, lo que llevó a Gallardón a reconocer que había sido "derrotado" en sus "aspiraciones" y a abrir un "periodo de reflexión" para decidir si seguía dedicado a la política.

Pocos meses después, no obstante, el primer edil parecía ya haber olvidado el desencuentro, aunque no la lección que aprendió de dicha crisis, por lo que en la pasada legislatura rechazó en todo momento expresar pública (o privadamente) sus deseos que, según sus compañeros en el Grupo Municipal Popular y en el resto del partido, seguían estando ahí.

La recompensa llegó finalmente el pasado mes de octubre, cuando Mariano Rajoy anunció la composición de sus listas y Gallardón figuraba en el número 4, el mismo que su padre, José María Ruiz-Gallardón ocupó años atrás en Alianza Popular.

Paso por Madrid

Atrás deja toda una carrera centrada en Madrid y que ha incluido sonados encontronazos con su compañera de filas Esperanza Aguirre así como polémicas sobre su gestión, tanto en el Ejecutivo autonómico como en el municipal de la capital.

Una carrera que comenzó cuando, en 1983, fue elegido concejal de Madrid por AP. Tras cuatro años en la oposición, pasó a una Asamblea controlada entonces por los socialistas y se convirtió, además, en senador por Madrid y en portavoz del Grupo Popular tanto en la Cámara Alta como en el Parlamento madrileño.

En 1995, ya abandonadas sus responsabilidades como senador, Gallardón se convirtió en el presidente más joven de la Comunidad, además de lograr el hito de ganar el Gobierno para los 'populares', después de que cuatro años antes un pacto PSOE-IU le impidiera hacerse cargo del Gobierno regional.

Durante sus dos legislaturas en el Ejecutivo autonómico (ambas con mayoría absoluta), Gallardón acometió la mayor ampliación de la red de Metro de la historia, y también tuvo que gestionar el peliagudo asunto de la transferencia de las competencias de educación y sanidad, un objetivo que salvó gracias, entre otras cosas, a su capacidad para negociar tanto con los sindicatos como con la patronal.

Desde entonces, sus cada vez más abultadas mayorías absolutas hicieron de él la gran esperanza del PP, la promesa del partido, que en 2003 le encomendó dar el relevo en la capital a un ya desgastado José María Álvarez del Manzano.

Sin embargo, el 'tamayazo' obligó a Gallardón a compatibilizar el cargo de alcalde y el de presidente regional durante cinco meses, hasta que se convocaron unas nuevas elecciones en las que Aguirre fue elegida su sucesora.

Llegada a la Plaza de la Villa

Con la libertad que da la mayoría absoluta Gallardón comenzó entonces la gran labor de "modernización" de la capital, con el soterramiento de la M-30 y su posterior urbanización y la reforma del Prado-Recoletos, ésta finalmente no realizada.

Unos proyectos que le han valido el apodo de 'alcalde faraón' y un endeudamiento que supera los 7.000 millones de euros y que ha servido de argumento a sus rivales políticos para cargar contra su gestión, que también se ha caracterizado por otras medidas polémicas como la introducción de los parquímetros en algunos barrios periféricos o su mudanza al Palacio de Cibeles.

Sus adversarios también tachan su política de "escaparate" volcada en el centro y para los turistas, y de olvidarse de la periferia, y le reprochan asimismo las numerosas privatizaciones que ha llevado a cabo.

Las candidaturas de Madrid para organizar los Juegos Olímpicos de 2012 y 2016 acabaron en desilusión, aunque él siempre defendió que la proyección internacional de la ciudad en el mundo gracias a estas apuestas garantizaron un gran empuje económico.

Por eso, y por los ánimos más o menos encubiertos del presidente del COI, Jacques Rogge, Gallardón decidió tras las últimas elecciones municipales presentar de nuevo a la capital a la carrera olímpica de cara a organizar los Juegos de 2020, una decisión que ya no conocerá como responsable del proyecto olímpico.

Seguir adelante

Ahora, al 'popular' tendrá que explicar su salida del Palacio de Cibeles apenas siete meses después de ser reelegido y, sobre todo, después de haberse comprometido durante su campaña electoral a permanecer en el cargo durante todo el mandato.

Otra 'patata caliente' que en los mentideros políticos se mencionaba como obstáculo para el primer edil en su camino hacia la política nacional es su propia sucesora, Ana Botella, que para más de uno en las filas 'populares' no es la persona idónea para suceder a Gallardón, algo que él ha desmentido por activa y por pasiva asegurando que sería "magnífica" en cualquier puesto de responsabilidad que se le encomendara.

Su salida del Consistorio suscita preocupación también por los concejales que podrían seguirle a su nueva responsabilidad, lo que podría suponer descapitalizar en cierta manera el Ejecutivo local de sus máximos responsables y dejar a Botella al frente de la ciudad con un equipo más inexperto.

Atrás deja también algunos proyectos incumplidos, como la reforma del eje Prado-Recoletos en su tramo declarado Bien de Interés Cultural o la construcción del Centro Internacional de Convenciones, así como unas maltrechas arcas municipales que costará años recuperar.

Gallardón privado

Nacido en diciembre de 1958, Gallardón se muestra orgulloso de ser un madrileño de pura cepa que aún vive en la casa que fue de sus padres y de formar parte de su partido desde el día de su fundación.

Hijo de José María Ruiz-Gallardón, abogado metido a político, y de Ana María Jiménez, el primer edil estudió en el Colegio de Nuestra Señora del Recuerdo, y después se licenció en Derecho por la Universidad Complutense, obteniendo poco después el segundo puesto en las oposiciones a fiscal.

Con la carrera hecha, Gallardón satisfizo los deseos de su padre, quien siempre le recomendó que tuviera una ocupación distinta para no convertirse en rehén de la política. Sin embargo, tras un breve periodo en la Audiencia Provincial de Málaga, el animal político que lleva dentro lo llevó por otros derroteros.

Casado con Mar Utrera y padre de cuatro hijos, el primer edil disfruta de la ciudad que lo vio nacer y que se precia de conocer de arriba abajo gracias a sus largos paseos, desde hace un par de años acompañado por su perra Oly.

Enamorado de la música clásica y de la literatura de toda índole, el primer edil trufa sus discursos de citas y giros literarios que le sitúan como uno de los mejores oradores de la política nacional contemporánea. Frente a eso, flaquea en el más prosaico campo de los deportes, entre los cuales le interesa la Fórmula 1 y las motos.

Amigo de sus amigos (la mayoría de los miembros de su Gobierno llevan con él más de quince años), cauto, tímido, reacio a las fotografías y al 'folclore campañero', es un trabajador incansable, veloz caminador y político ambicioso que, en ocasiones, ha sido capaz de llevarse mejor con sus rivales que con sus propios compañeros de partido, en el que más de una vez se ha sentido un "verso suelto".

Déjanos tu opinión

compartir

     

Informativostelecinco.com

El lado más tierno del alzheimer

Una anciana de 87 años que sufre Alzheimer se ha convertido en la protagonista del último viral. No sólo consigue emocionar a su hija al recordarla sino  también a las redes sociales.

La boda de los Pitt

Angelina Jolie lució un vestido decorado con dibujos de sus hijos

Años de cirugía

Una mujer gasta más de 160.000 euros para parecerse a su caricatura

Sube el paro en agosto

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar agosto en 4.427.930 personas, tras subir en el mes en 8.070 desempleados. La cifra rompe con seis meses de descensos

Sin sus padres

Ashya King, el niño con cáncer, espera en el hospital la decisión del juez

¿Qué es ‘la nube’?

Un centenar de celebrities han visto violada su intimidad por un hacker.

La APP de Mediaset Sport

El deporte, en tu tablet o smartphone.

Descárgate la app de mitele

Series, programas, deporte, en directo...

La app de MotoGP

Carreras, clasificaciones, pilotos...

'Mujeres y hombres'

Tronistas y pretendientes te esperan.

mostrar

Publicidad